ETIQUETES

dimarts, 30 de juliol de 2019

SEGLE XIX: ÈPOCA DE GUERRES I VIOLÈNCIA

Possiblement, una de les èpoques més desconegudes de la història sigui el segle XIX. És el passat recent i, com a tal, mai se li ha donat la mateixa rellevància que a èpoques més llunyanes i, per tant, més succeptibles de generar relats èpics (edat mitjana, imperi romà, època dels descobridors, etc). D’altra banda, la seva relativa proximitat a episodis més recents i traumàtics, com la guerra civil o l’exode rural, ha generat un baix interès per aquest segle. Ara bè, molts del fonaments del mon actual estan en allò que va passar entre la guerra del francès i la primera guerra mundial i el seu coneixement pot ser una caixa de sorpreses.

Mès enllà d’aquest desconeixement i desinterès, la imatge del que passava als nostres pobles al segle XIX ens evoca un ambient rural, fins i tot bucolic, on pagesos i ramaders treballaven dur per subsistir, però sempre cantant, ballant i resant. Tothom es coneixia pel nom de la seva casa i del seu poble, i tots ho sabien tot dels altres en un mòn ple d’estereotips i estructures culturals i socials molt arrelades.

Però, això no era ben bé així. El segle XIX va ser una època de violència on la freqüència de guerres, crims i robatoris està més pròxima a la imatge del «far west» americà que a la imatge d’una petits pobles rurals i pacífics. Estopanyà, com la resta de llocs de la zona no va ser cap excepció i el llistat d’episodis violents té una continuïtat i intensitat que abasta tot el període. Per coneixer la veritable realitat de la societat del segle XIX als nostres pobles, poden donar la paraula als cronistes de l’època, mitjançant les noticies que escrivien i que ara són accesibles gràcies a les hemeroteques digitals. La cruesa i realisme d’aquestes cròniques fan innecessaris més comentaris, ja que la simple visualització temporal dels fets que es recullen constaten que estem en una època en la qual la violència de tota mena és un fenomen habitual en un entorn on la vida humana no val gran cosa.



1.- LES GUERRES

Una guerra és la màxima expressió de la violència humana. Al segle XX la societat espanyola només va viure una guerra civil i dues guerres colonials. En canvi al segle XIX hi va haver quatre guerres civils (inclosa la guerra del francès) i dues o tres guerres colonials. Els relats periodistics de l’època deixen constància de la repercusió de les guerres als nostres llocs, ja sigui pel pas dels exercits, ja sigui per veritables batalles

La guerra del francès o guerra de la independència (1808-1813):

Va enfrontar a l’exercit invasor francès de Napoleó amb el que quedava de l’exercit espanyol. Van tenir especial importància les partides de guerrillers i els enfrontaments entre partidaris i adversaris dels francesos i les seves idees. No queden moltes notícies d’aquesta guerra, ja que es la més llunyana en el temps, però en podem trobar algunes en fonts molt llunyanes:

Gazeta del gobierno de Mexico 10/4/1810
Lerida25 de diciembre. El 19 llego a esta ciudad el llamadoCantarero de Monzón con la partida que acompañaba un comboy de 29 acémilas, 4 cargadas de fusiles, 12 prisioneros franceses y 26 que mató en un choque que tuvo en al sierra de Alcubierre, con solos 60 hombres que tenia á su mando, y dice que se le escaparon pocos de los que conducían dicho comboy. En la noche de ayer entraron los enemigos en Tamarite, donde han cometido las atrocidades que les son propias. Del exercito de Aragon se han pasado de 30 á 40 alemanes que llegaran mañana a esta ciudad. La conducta que los franceses han obsérvado en la villa de Benavarre nos instruye de la fe que debemos dar a sus promesas y a las voces de felicidad que pregonan. A pesar de haber esta villa procurado satisfacer los antojos de la golosina francesa, ha sido completamente saqueada. Igual suerte ha sufrido la villa de Tolva
Por un aragones que ha llegado aquí se sabe que los paisanos de Almodovar cerca de Huesca en la noche del 18 al 19 degollaron 59 franceses que se hallaban en guarnicion en el pueblo.
Diario de Palma 6/5/1812
Estopiñan 16 de abril.
Ayer tarde salieron de Monzón para Berbegal 80 húsares de los que tenian mejores caballos; y han quedado como unos 150 que se encuentran muy mal parados. Han exigido de todos estos pueblos muchos carros y bagages, no se sabe con que destino.
Ayer llegaron á Monzón muchos bagages menores cargados de sillas de montar, que venian de la parte de Lérida.
De la division de Severoli se han repartido 100 hombres a Naval, 400 a Berbegal, y los restantes á Barbastro. En Graus han quedado, según dicen, 1500 hombres. A noche expidieron un bando, en que se previene no salga caballería alguna del pueblo.
(Diario del corregimiento de Tarragona).

Diario de Palma 17/5/1812
Estopiñán 16 de abril.
Acaba de llegar un confidente de Lérida y dice, que ha visto salir de aquella plaza doce cañones y un obus, y un sin fin de talegas con dirección á Zaragoza: pues todo son señales que el exército del centro adelanta.
(Gazetas de Cataluña.)


Primera guerra carlina (1833-1840):

Guerra civil que va enfrontar, a la mort del rey Ferran VII als partidaris de la seva filla Isabel II i als de del seu germà Carles, al voltant del qual es van aglutinar els elements més conservadors i oposats a les innovacions de l’estat liberal

El Eco del Comercio 13/7/1835
Que el comandante de armas de Benabarre le avisa que el 5 una facción catalana de 200 hombres , pasando el rio, se había introducido en el alto Aragón, por lo que la columna del comandante La Iglesia, unida con el destacamento de Finestras, habia salido hacia Estopiñan y Camporrells, y con cuyo motivo el comandante de armas y el corregidor avisaron á los urbanos de los pueblos inmediatos para que evitasen ser sorprendidos, disponiendo que los de aquel pueblo ocupasen el fuerte.
La conducta de los rebeldes que han invadido el alto Aragón ha sido la mas atroz. 

El Español 17/12/1935
El capitán de urbanos movilizados de Monzón D. Manuel Gambau, en parte que da al gobernador de Monzón, fecha 9 desde Estopiñan, y que el espresado gobemador me remite, dice: que noticioso de que la faccion de Borges tenia sitiados en Camporrells á los valientes nacionales de Tamarite , reunió en compañia que consta de 80 hombres disponibles, (pues quedaron 15 de guarnicion en aquel castillo y se dirigió por Saganta con objeto de sorprender al enemigo posicionado en el monte del Molar, teniendo colocados también gruesos grupos en los montes inmediatos. Al llegar á su inmediación dividió su fuerzas en tres trozos mandados uno por el subteniente D. José Pastor, otro al del teniente D. Ramón Galbo y otro que conservó á sus inmediatas órdenes: ejecutada esta disposición dió la orden que no se disparase un tiro sin su orden. Al llegar á muy corta distancia de la canalla mandó acometer simultáneamente a la bayoneta, lo que visto por el enemigo abandonó cobardemente la posición del monte del Molar, dejando en ella varias caballerías cargadas de efectos y se amparó del monte de la Conillera donde se hallaban 400 de los suyos. Cediendo a los deseos de la compañía atacó la Conillera , que también abandonaron los facciosos huyendo hacia Trego, dejandole en consecuencia dueño de la sierra de San Jaime. Lleno el principal objeto, que era salvar los nacionales de Tamarite, y conocido lo espuesto que era aventurar una acción con toda la facción, cuyo número constaba de 1500 hombres , dispuso su retirada en el mayor orden á Estopiñan, sin haber tenido otra perdida que uno de sus nacionales muerto, y dos heridos levemente, y otro fuera de combate. La perdida del enemigo, aunque no le es posible graduarla, sabe por un testigo presencial, que consiste en varios muertos y bastantes heridos. El citado capitán recomienda de un modo estraordinario el valor y .decisión de los nacionales de su mando, pues todos ellos rivalizaban en deseos de acabar con los facciosos ó ser víctimas de su entusiasmo y amor a la sagrada causa que defienden.
ZARAGOZA 12 de diciembre

El Español 12/02/1836 i El Nacional 14/02/1836
Nuestro corresponsal nos dirige el siguiente parte dado al Excmo. Sr. capitan general de Aragón por el comandante de la Guardia Nacional de la Rivera del Cinca.
Excmo. Sr.: Encargado accidentalmente del mando de la fuerza acantonada en la parte interior del Noguera en el dia de ayer, creo es un deber mió elevar á conocimiento de V E. los tristes sucesos de que fué teatro este pais. Diré las cosas con la franqueza y energía que me caracterizan. Por sus
nombres las llamaré, resiéntase en buen hora el amor propio de las personas que habré de nombrar, que ni las temo ni las necesito, y lo mismo me importa su odio que su aprecio.
Cuando el señor coronel Van-Halen salió de este pais de orden del gobierno llevándose el batallón del 13 de linea y la caballería, todo el mundo conoció que las facciones que estaban acechando desde la frontera de Cataluña en número de 3 mil hombres, se arrojarian sobre nosotros al momento.
Era bien natural, á nadie podia ocultarse sino es á los que están en Madrid, que nada entienden, de lo que conviene hacer en las provincias. En efecto , los facciosos vinieron, y esta tierra, acaso la mas liberal de España, ha sido saqueada por los facciosos, y antes arruinada por los nuestros, que han consumido en seis meses todas las subsistencias, dejándola indefensa cuando el enemigo la invadía. La fuerza que cubría los pueblos de la derecha del Noguera se componía del tercer batallón del 5º de línea, compuesto de 600 soldados, débiles, enfermos y abatidos, de 300 del 3º de Francos (y no tiene mas aunque lo digan cien listas), las dos terceras partes reclutas armados el dia anterior, y las dos compañías de Nacionales movilizadas, las mismas que se batieron en Trejó con diez enemigos cada uno, en Camporrels con doce, y que ayer en el terrible combate de casi todo el dia, pusieron con su preciosa sangre un sello indeleble á la ejecutoría de su valor. Murieron, es verdad, y mas en número acaso de lo que se dirá á V E. y entre ellos se perdió mi único hermano, joven de 20 años, ídolo del amor de su desgraciada y anciana madre, que trocó las comodidades de su casa por las fatigas y azares de la guerra, impulsado solo del entusiasmo de la libertad. Estas fuerza componían un total de 1100 hombres, y cubrían la estensa línea del Noguera: cualquiera persona que tuviera, no digo conocimiento militar, sino solamente sentido común, hubiera reunido en caso de amago de ataque de los enemigos, todas las fuerzas en un solo punto para no ser víctimas batidas en detalle; pero el coronel Zaydin que sustituyó á Van-Halen, dejó en Benavarre cinco cumpañias del 5.° y otras dos en Estopiñan; 370 hombres de francos y nacionales en Nacha, y él mismo con 240 se estuvo en Tamarite. Advierta V. E. que el coronel Zaydin sabia tres días antes que le iban á atacar. Yo he visto los oficios de avisos. Ayer los facciosos, cuyo número será como de 20, se arrojaron sobre los francos y nacionales que estaban en Nacha, mandados por el capitán comandante de los primeros, Mora, hombre tan valiente como liberal. Puestos en retirada los nuestros, sufriendo continuamente ataques de infantería y caballería, se batieron mas de seis horas, pero con grande perdida, y hoy han entrado los restos en esta plaza después de pasar dos veces el Cinca. El coronel Zaydin ofició para entregar el mando al de igual clase, Miranda, que estaba en Benavarre, y en el momento mismo cayó este enfermo y lo paso a su segundo. Zaydio estaba en Tamarité adonde yo llegue con el objeto de ayudar á repeler á los facciosos, de cuya invasion tuve noticia en Fonz: ayer á las doce del día, cuando le di el parte de que aquellos atacaban á Nacha, me dio de improviso, sin que antes me hubiera dicho palabra, el mando de las fuerzas que estaban en ambos pntos, y se vino á esta villa. En el momento que me encargué de él, concebí que lo primero que debía hacer era reunir las fuerzas, para lo cual mandé tocar generala y me dirigí á Nacha, incorporándoseme en el camino 35 nacionales de Alcampel. Al llegar á Baels tuve conocimiento de la desgracia de mis compañeros, por lo cual y por si en algo podía apoyarles, me dirigí a San Esteban desde donde he venido hoy á esta plaza.
Los enemigos destruyen á su gusto el pais. Nosotros estamos en esta plaza al abrigo de su cañón, sin dinero ni recursos, oyendo solo los gemidos de las esposas, madres y hermanos de los muertos y prisioneros. Las calles llenas de fugitivos que con sus quejas y lamentos fatigan el corazón mas duro. Tales son los sucesos de este desgraciado pais.
Dios guarde á V. E. muchos años. Monzón 31 de enero de 1836. — Excmo. Sr. — Francisco Calvo. — Excmo. Señor Capitán general de Aragón

El Eco del Comercio 20/03/1836
BARBASTRO 8 de marzo. - Con indecible satisfaccion he visto ascendido a comandante del 2º batallon del regimiento infanteria de Mallorca, 13 de linea, al dignisimo y valiente capitan del 5º don Jose Sanchez Navarro, aquel que con una valentia dificil de esplicar, salio de Estopiñan con las dos compañias a la bayoneta por medio de toda la facción catalana: vuelvo a decir a V. que con indecible satisfaccion lo he visto ascendido, y feliz el regimiento que posea a un valiente com el Sanchez Navarro, y feliz este pais, tan decidido por la libertad, si al dicho sugeto se le diese el mando de un regimiento, y que con el viniese a esta tierra, y estoy seguro que un solo faccioso no quedaria al oir el nombre de tan valiente caudillo.

El Español 23/01/1937
ZARAGOZA, 19 de enero.- El Sr Brigadier 2º cabo de este reino, acaba de recibir del comandante general de la provincia de Huesca, con fecha 16 del actual los partes siguientes:
1º Excmo Sr.- El comandante del 2º batallon de fusileros D Francisco Ruiz gefe de la primera columna de la linea del Noguera, en oficio de ayer me dice lo que copio.- “ Irritado con las atrocidades que cometen sobre esta frontera un puñado de viles facciosos que abriga el valle de Ager, y viendo que la combinacion proyectada con el coronel Sebastian no podia verificarse tan pronto como la ansiedad publica exigia, sali el 12 de este de Benabarre con 450 soldados del batallon de mi mando 2º de fusileros y 300 del 3º del 5º de linea a las ordenes del mayor comandante don Eugenio Salvador.- Segun las ultimas comunicaciones del coronel Sebastian, y otros recibidos por la linea de Cataluña, debia hallar en dicho valle las facciones de Eroles, Castells, hijo de Borges, Tarda y otros cabecillas; pues de poco aca se han destinado las facciones catalanas aquel silo por su cuartel general.
No obstante mi poca fuerza, calculada con la de aquellos cabecillas, el tener que pasar el rio Noguera a vado, que con el deshielo corre algo crecido i animado de aquel gefe del 5º y de los oficiales y tropa de esta columna; y atendiendo a los deseos de este leal vecindario, para que se rescatasen los sugetos que el cabecilla Castells se llevo como en rehenes de esta villa, por el pedido de diez y seis mil duros que exigia a la misma, emprendí el movimiento por Tolva contramarchando sobre Caserras para persuadir al enemigo que mi intento no era mas que hacer una correria sobre la linea, y dando de este modo tiempo para que entrase bien la noche, sali de dicho pueblo a las doce de ella, y sobre las tres de la madrugada de ayer empezo la columna a repasar el vado de Fret con caballerias que al efecto llevaba.
Esta operación ocupo mas tiempo que yo calculaba, pues por la frialdad del agua las bestias se acobardaban, muriendo una de ellas ahogada, y no siendo posible hacer pasar los soldados con ellas, determine que el resto de la tropa descalzandose pasase a vado y luego seguí sobre Ager, a cuya vista llegué al romper el dia, frustrandoseme como proyecto el que fuese de noche por las razones indicadas, bien que tampoco hubiera hallado a la canalla descuidada, pues al bajar al rio la columna dispararon un tiro a la parte opuesta de él, al que correspondio una hoguera en el pueblo de Corsa, segui seguro de sus avisos, y cuyo pueblo esta como atalaya de Ager, y a aquella señal los facciosos se previnieron y cargaron las raciones que para tres dias tenian amasada, trasladandolas a las montañas con algunos de los rehenes indicados.
En la iglesia colegiata que domina a Ager descubri mucha gente y bien claro un centinela, por lo que bajo el tiro de fusil mando desplegar en guerrilla a la compañía de cazadores del 5º sostenida por la de mi batallon para que circunvalasen el pueblo, y la de carabineros del mismo a la carrera como acostumbra, tomó posesión de dicha iglesia a la vista de su movimiento, arrojandose por los barrancos inmediatos de la espalda, siguiendo su alcance porcion de soldados disparandoles algunos tiros; pero aquellos despavoridos con la velocidad del rayo y precipitada fuga en pocos momentos se pusieron en las cimas de las casi inaccesibles montañas del Monsec, y calculando ya inutil su alcance, mande cesar la persecución. Hice registrar las casas de las familias del difunto cabecilla Torres, la de Castells, y Tardá, y no se halló a nadie.
Pedí al ayuntamiento y cabildo de Ager 1000 duros de retribucion de las exacciones que los facciosos acababan de hacer en esta parte de Aragon, y negandose a aportarlos he traido a esta villa en rehenes los sugetos contenidos al margen, tanto por dicha cantidad, como por los que aun los facciosos conservaban de esta provincia, pues solo he podido rescatar al presbitero D Jose Roy y al abogado D Manuel Gimenez de Bagues, ambos de esta villa de Benavarre, con el sentimiento de no haber podido hacerlo de los demas que han internado en las cuevas del Monsec; esperando que dicha operación sea aprobada po VS como el clamor publico exige interin aquellos caribes no hagan restituir á sus hogares á los insinuados, queden prevenidos para lo sucesivo, y no cometan los bárbaros escesos que hasta ahora han acostumbrado, Al emprender mi operación, que ha durado 16 horas y en las que los Sres. oficiales y tropa han acreditado un comportamiento digno del mayor aplauso en medio de los sufrimientos consiguientes y con entusiasmo el mas acrisolado, no perdí de vista este punto en la parte superior de la línea hasta Campurrells en que no ha ocurrido novedad, y no teniendo la satisfacción de alcanzar á los rebeldes me he restituido á esta villa, á la que he llegado á las 11 de la mañana de hoy, en medio de un regocijo público, para nuevos movimientos siempre que se ofrezca ocasión y sin perjuicio de recorrer la frontera. 
Lo que me apresuro á elevar al superior conocimiento de V . E . por si se sirve aprobar esta medida, no dudando de que la mala opinión y compromisos de los presos, con los facciosos, surtirá elobjeto que á el ejecutar esta operación se propuso dicho gefe, cuyo celo y buenos servicios que tiene prestados por la justa causa, que defendemos, tengo el honor de recomendar á V.E.: y hasta decisión de V.E. sobre la suerte que deben sufrir las personas capturadas, he dispuesto que sean trasladados á el castillo de Monzón para su mayor seguridad. 
Dios guarde a VE muchos años. Barbastro 16 de enero de 1837. Excmo Sr Antonio Comes.- Excmo capitan general de Aragon.
Relacion de los presos que he traido del pueblo de Ager (son los del margen del parte) señor arcipreste, señor canonigo D Salvador Cases, señor alcalde Juan Ardiani, oficial retirado D Antonio Trulec, regidor 1º D Isidro Morera, idem 2º Miguel Claverol, secretario interino Juan Claverol, particulares D Agustin Prio, Jose Morera
GacetaOficial24/1/1837
Comandancia general del Ejercito Real de Catalunya.- Estado mayor general.- Excmo. Sr.- El ataque contra la villa de Benavarre, de que tuve el honor y la satisfacción de hablar a VE en mi oficio, fecha 31 de diciembre ultimo numero 58, se emprendio al amanecer del dia 22, habiendo ejecutado las tropas en aquella noche una marcha de siete horas, atravesando a vado el caudaloso Noguera Ribagorzana, para lograr sorprender dicha villa, y todo se ejecuto con el mayor acierto por las disposiciones bien dadas del gefe interino de la segunda brigada de reserva D Juan Castells. El primer comandante D Fabian Aznarez con las campañias de preferencia de su batallon, y el de igual clase en comision D Geronimo Casas con las del suyo, fueron encargados de atacar a dicha villa por distintos puntos, al mismo tiempo que el capitan de Guias D Raymundo Fontanet tenia orden de dirijirse con su compañía a sorprender la guardia del reten; y se realizo por ambos con tanto valor y decision el ataque, que aterrorizados los enemigos, por mas que intentaron defenderse por las casas, tuvieron que rendirse viendo infructuosa su defensa. La situacion topografica de la villa y la proximidad del castillo que la defendia, asi como la falta de conocimiento que tenian del pais los gefes y oficiales que dirigian el ataque, pudieron proporcionar a algunos enemigos el salvarse de las victoriosas tropas de SM, siendo el resultado de tan gloriosa accion, el haberle causado al enemigo la perdida de 160 hombres entre muertos y prisioneros, y un numero considerable de heridos, cotandose entre los primeros un capitan y seis subalternos, quedando en nuestro poder 6 cajas de guerra, 11 cornetas, 6000 cartuchos de fusil, 150 fusiles con sus correspondientes bayonetas, e igual numero de cananas, 5 caballos, 14 sables y un rico y abundante botin, rescatando ademas 22 individuos de la clase de tropa y paisanos, que estaban presos por hallarse identificados con nuestros principios y convicciones, los cuales pidieron, y se les concedio, el ser incorporados en nuestras filas.- Los resultados de tan gloriosa jornanda han sido, Excmo SR, muy favorables a nuestra justa causa, como ya tuve el honor de manifestar a VE en mi citado oficio, pues al mismo tiempo que se ha reanimado considerablemente el pais, han desalentado tanto nuestros enemigos, que el mismo dia de la toma de Benavarre, abandonaron los puntos fortificados de Balldellou, Camporell, Estopiñan, Tamarite y otros que ocupaban a la izquierda del Cinca, habiendose refugiado todos en el castillo de Monzon. La guarnicion de la espresada villa de Benavarre, consistia en un batallon titulado fusileros de Aragon, el cual ha quedado disuelto despues de esta memorable accion. La expedicion que comisione del alto Aragon sigue todavia operando en aquel distrito, y no seran estos los ultimos adelantos que proporcionaran a las armas de SM. El comportamiento de todos los que contribuyeron al ataque de Benavarre es muy recomendable, y me ha parecido conveniente darles las gracias en los terminos que espresa la adjunta copia numero 1º, pero faltaria a mi deber, si al mismo tiempo no hiciese particular mencion de los que tuvieron ocasión de distinguirse mas singularmente, y son los que comprende la relacion numero 2º, en la que se expresan las gracias a que los considero acreedores, y ruego a VE que al dar cuenta a SM de este ventajoso triunfo se dinge, si lo estma justo, inclinar su Real animo a su concesion.- En esta accion se vieron en nuestros soldados prodigios de valor, entre otros se admiro al capitan D Raymundo Fontanel, encargado de sorprender la guardia del reten, que defendiendos al mismo tiempo de ocho enemigos les obligo por si solo a rendirse, despues de haber muerto a uno de ellos y al oficial que los mandaba. Nuestra perdida ha sido insignificante, pues solo ha consistido en un cabo y un soldado muertos, y heridos el capitan D Raymundo Fontanet, el teniente D Manuel Bars, el cabo 1º Pedro Juan Porta y el soldado Eduardo Simon, y contuso el subteniente D Juan Serrano, a los cuales se les considera fuera de peligro. Todo lo que tengo el honor de poner en el superior conocimiento de VE por si estima a bien elevarlo a SM que no dudo recibira en ello suma complacencia por ver triunfar de un modo prodigioso las armas catalanas, cuyo mando tanto me honra. Dios guarde a VE muchos años.
Cuartel General de San Feliu de Saserra 4 de enero de 1837.-
Excmo Sr Blas Maria Royo.- Excmo Sr Secretario de Estado y del Departamento de guerra

El Español 2/7/1837
Llamamos muy particularmente la atención de nuestros lectores sobre el siguiente parte que traducimos del suplemento al número 18 del infame periódico carlista que se publica en Bayona con el título de La correspondance d'Espangne. En él se confiesa por nuestros enemigos la derrota sufrida en los campos de Guisona, y ellos mismos estrañan, y con harta razón, que nuestro ejércitono haya continuado la persecución. Si ellos lo estrañan y nos culpan, ¿qué nos toca a nosotros decir? ¿Qué reclamaciones bastarán? El parte dice asi: 
CUARTEL REAL DE SOLSONA 15 de junio de 1837
El rey N. S. y S. A. R. el infante D. Sebastian continúan disfrutando de la mas perfecta salud, y siempre al frente del ejército. 
El 4 del corriente a las seis y media de la tarde SM salio de Barbastro, se dirigio a la barca de Estada sobre el Cinca, y alli permaneció hasta las tres y media de la mañana presenciando el paso de las tropas: en seguida S.M. Pasó el rio con su comitiva, y llegó á Estada donde descansó hasta después de comer. Los enemigos sabedores de que el ejército pasaba el rio, se presentaron á las diez del día; pero este movimiento les hubiera sido inútil si la casualidad no hubiera hecho que á causa de algunas averias que la barca había sufrido, no se hubiera retardado algún tanto el paso del cuarto batallón de Castilla (único que quedaba sobre la otraorilla), lo que le obligó á hacer frente al enemigo, y á rechazar muchas veces su caballería, hasta que viéndose cargado por fuerzas muy superiores prefirió arrojarse al agua á caer en poder del enemigo. Sin embargo, la mayor parte, lograron salvarse, y el enemigo solo nos hizo algunos prisioneros.
Concluido el paso del Cinca, S. M. fué adormir á Estadilla, y el día 6 llegó á Estopiñan donde permaneció hasta las siete de la mañana. De allí continuó su marcha con el ejército, pasó el Noguera de Aragón por el puente y vado de Trago, y fué ha hacer noche á Tartareu, en donde permaneció hasta el 9, día en que pasó el Noguera Pallaresa, por el puente de Fonllonga y durmió en Alos, sin que durante estos dos días y el 10 que se pasó el Segre, ocurriese nada notable. El rey pasó la noche en Seros. El 11 á medio dia el enemigo se presentó, pero no habiendo querido aceptar la batalla, nuestras tropas continuaron su marcha , y pernoctaron igualmente que el rey, en Orá y aldeas del contorno. 
Ayer á las ocho y media de la mañana el enemigo que había pasado la noche en el pueblo fortificado de Guisona, comenzó su movimiento sobre nuestra línea, y fue rechazado por nuestro centro y nuestra ala izquierda; pero habiendo cedido la derecha por hallarse en ella dos batallones catalanes poco habituados aun á batirse en línea contra la caballería y artillería, hubo un momento de confusión:sin embargo, nuestras tropas se replegaron en buen orden hasta Iborra y sus cercanias.
Nuestra pérdida en este lance ha sido menor que en cada uno de los dos anteriores, aunque nos han hecho algunos prisioneros; pero la del enemigo debe haber sido muy considerable, "porque no ha continuado su marcha sobre nosotros; antes al contrario, ha cambiado de dirección sobre la derecha. 
S. M., que ha dormido ayer en Iborra, ha venido hoy a esta con SAR el infante.- W. Sierra.

EXPEDICION REAL: PríncipeFélix Lichnowsky,Recuerdos de la Guerra carlista, 1837-1839.Madrid, 1942. Pág. 92Juny 1837
Las cuatro compañías del batallón de la Princesa fueron después vengadas. Este desgraciado suceso había puesto de mal humor a todo el mundo. Hasta entonces la expedición se asemejaba a una marcha triunfal, nadie pensaba en la posibilidad de un revés; pero ahora se había deshecho el encanto. 
El 6 caminamos hasta Estopiñán, a través de caminos detestables, de veredas estrechas, expuestos a los rayos de un sol canicular y exhaustos siempre de víveres. 
Los soldados no comían más que habas y, alguna vez, un poco de pescado. El pan escaseaba tanto que tuve que pagar tres piastras para conseguir uno. 
Llegué muerto de hambre y de fatiga a mi alojamiento de Estopifián y encontré a mis gentes en negociaciones para obtener a peso de oro algún alimenta; pero su elocuencia quedó sin efecto; ni siquiera la vista de un doblón pudo convencer a mi huésped para que nos cediera una gallina, cuya existencia sospechamos a la vista de unas cáscaras de huevo que había en el patio. 
Yo estaba decidido a acostarme en ayunas cuando mi asistente vino a decirme que habla oído el canto de un gallo en la cuadra, bajo un montón de estiércol. 
Nos apresuramos a quitar el estiércol; una gran piedra cubría una abertura; la levantamos y vimos con gran satisfacción un pozo seco que encerraba una docena de gallinas. 
Un vasco que cuidaba mis caballos bajó al pozo y les cortó el cuello; iba a subir cargado con su botín cuando notó que había una puerta practicaba en el muro, la empujó y descubrió un alma- cén que contenía más de cien panes. 
Este modo de esconder los víveres era frecuente en la región, y sólo cito este hecho para demostrar cuán hostiles nos eran los habitantes. 
Al otro día pasamos el río Noguera-Ribagorzana, que separa Aragón de Cataluña. Hicimos cuatro leguas más por las montañas y acampamos en Auberola, en una miserable campiña. 
El Correo Nacional 24/09/1838 i El Eco del Comercio 25/09/1838
Barbastro, 14 de septiembre (de nuestro corresponsal)
Ciento y cincuenta francos del 2º batallon con ocho oficiales, estaban en el pueblo de Fet a la linea del rio Noguera, hacia algunos dias, en observación de la facción de Ager, que se habia aumentado a mas de mil de ellos, y cuya villa dista de Fet cuatro horas. En la mañana del 12 del actual se hallaron nuestros francos rodeados, y no obstante su resistencia, hubieron de ceder el número, y los hemos perdido menos un oficial y poco mas de treinta, que a duras penas han podido salvarse. Si ya se sabia con anticipacion el aumento de los facciosos en Ager, no alcanzamos por que aquellos francos quedaron a ocho horas de Tamarite, donde se hallaba la brigada con la caballería, y las cuatro compañias de preferencia de los dos cuerpos, y no se retiraron a observar desde Estopiñan; o porque si habian de quedar en Fet, no se adelanto la brigada a aquel pueblo o Caserras, para que los francos tuviesen un apoyo, ya que no tenian como anteriormente, la orden de la continua movilidad; y hubieran asi evitado caer en el lazo que los facciosos tuvieron lugar de armarles viendolos permanecer en Fet. A pocas como esta la brigada, que ya es de nombre por sus pocas fuerzas, dejará de existir; y lo mismo le sucederá al benemerito batallon de francos, que parece todo se conjura contra él. La muy digna de elogio Milicia nacional, de esta ciudad de Barbastro, de infanteria y caballeria, ha volado a reforzar dicha brigada luego que ha recibido orden de su gefe el coronel Eqüaquirre, que manda dichas fuerzas.

El Eco del Comercio 15/01/1839
Tamarite, 9 de enero, Por esta línea no ha ocurrido otra novedad que el haberse llevado los mozos de Estopiñan una partida de la facción del cura de Viacamp , cuya mayor parte se han fugado y retirádose a sus casas.
El comandante general interino ha mandado a los ayuntamientos de los pueblos amenazados, que bajo su mas estrecha responsabilidad á la aproximacion de los rebeldes tomen las disposiciones convenientes para que los mozos no caigan en su poder.
El grueso de la facción está en lo interior de Cataluña.

El Correo Nacional 5/3/1840
Mequinenza 19 de febrero (de nuestro corresponsal)
Ayer tarde se recibió parte oficial de que 3,000 infantes y 200 caballos de la facción catalana, al mando de Borges, habian entrado en el alto Aragón por Estopiñan. De esperar es que el Sr. comandante general Alcocer, con el valor y actividad que le distingue, ponga en juego la poca fuerza de que puede disponer, y liberte a un pais tan liberal de los males que le amenazan con tal incursion de los foragidos de Cataluña

El Correo Nacional 5/3/1840
INCURSION DE LA FACCION CATALANA EN EL ALTO ARAGON. ATAQUE DE BENAVARRE
Barbastro, 28 de febrero (de nuestro corresponsal)
Los facciosos en numero de 3.500 hombres, han sido rechazados con valor por cuatro compañias de tropa, tres de ellas de francos, y los nacionales de Graus, en las seis horas que han hostilizado el recinto de la plaza en la villa de Benavarre con perdida de diez muertos. Las tres cuartas partes de la villa ocupada por los caribes ha sufrido todos los horrores de la guerra que ellos hacen: han asesinado dos paisanos, unicos hombres que se supone han encontrado: las mugeres han sido atropelladas y heridas muchas de ellas; y por fin se han marchado cargados con todo lo que han robado, dejando exahusto el pueblo.
Idem, 29 (de otro corresponsal)
El correo pasado avisé a Vds la incursión que proyectaba hacer una grande faccion catalana en este Alto Aragon; efectivamente, el 27 pasaron el puente de Tregó en numero de 6 batallones y 200 caballos al mando de Balmaseda, dirigiendose por Baldelloc a Benabarre, donde no pudieron penetrar, gracias a la serenidad de su guarnicion que se componia de los nacionales de Graus, dos compañias de francos y los enfermos o inutiles de Castilla. Esta fuerza apoyada en algunas barricasdas que hicieron en lo principal del pueblo, resistió los vigorosos ataques que el enemigo intentó por varios puntos. El que escarmentado, huyó vergonzosamente hacia Tolba, dejando en las calles 10 o 12 muertos, y llevandose bastantes heridos.
Nuestra perdida en lo material ha sido cortisima, pero la que ha tenido la población que quedo indefensa, es incalculable; todos sus habitantes han quedado sumidos en la mayor miseria. Mataron al escribano Lolumo, y tambien hirieron a otros muchos a bayonetazos.
Las mugeres han sido la mayor parte maltratadas y hubo algunas que fueron despojadas en medio de la calle. Las casas han quedado saqueadas de todo, y sus habitantes lo que mas sienten es, que cuando sufrian estas vejaciones, tenian a la vista nuestra brigada, que sin duda por ser tan corta con respecto a la faccion, no quiso empeñala el coronel Alcocer.
Hoy sabemos viene el Brigadier Azpiroz con su brillante columna en perscucion de esta faccion, pero según las ultimas noticias esta ha entrado ya en Cataluña por el puente de Montañana.
Huesca, 1º de marzo (de nuestro corresponsal)
La faccion catalana al mando del Ros de Eroles invadio algunos pueblos del Alto Aragon en numero considerable. El resultado de su osadia ha sido el que demuestra el parte siguiente que por el gefe politico de esta provincia se ha publicado ayer, y dice asi:
El comandante general de esta provincia me ha dirigido con fecha 27 del corriente desde Torres del Obispo el oficio siguiente:
Comandancia de armas de Huesca y tropas del alto Aragon.- Al Sr brigadier segundo cabo de este reino digo con esta fecha los siguiente:
En mi comunicación de ayer, tuve el honor de manifestar a VS que la faccion catalana habia indicado su movimiento sobre Benabarre porque atravesó el Plan de Perpella, tomando el camino de aquel pueblo; pero he sabido despues que pernoctó en los pueblos de Caserras, Caladrones y Ciscar. La noche cerro en agua, y se hizo tan oscura que me pareció prudente esperar la luz del dia para moverme: tampoco los rebeldes pudieron hacer otra cosa que permanecer en los pueblos indicados donde les cogió la noche. En la mañana de hoy emprendi el movimiento, como dige a VS, para interponerme entre la faccion y Graus con objeto de cubrir tanto este punto como el de Barbastro y demas de este distrito, y dirigiendome por las casas de Saganta y atravesando el camino de Monzon, hice alto en las masias de Fon-Pedrosa para dar algun descanso a la tropa despues de cuatro horas por un camino lleno de lodo que se aumentaba con la incesante lluvia que desde la tarde anterior no habia aun cesado. El cabo de francos que mandé a Benabarre con la orden para que abandonase el pueblo no llego hasta las siete de la mañana, debiendo haberlo verificado a las tres; y como tanto la justicicia del pueblo, como algunos particulares se habian marchado llevandose todas las caballerías, no era facil transportar algunos endebles y enfermos que habian quedado con otros varios efectivos; por todo lo cual no tuvo lugar mi disposicion, hallandose por otra parte los rebeldes a la vista ya de Benabarre, cuyo cerco ejecutaron a las diez de la misma mañana marcando por puntos principales de su ataque las entradas de la villa por el camino de Tolva y la parte opuesta, conocida por el ferial en las eras altas del pueblo en los caminos de Lascuarre y Graus.
El punto de Benabarre no tiene una fortificacion completa de todo el pueblo como la ha tenido en otras ocasiones capaz de resistir a una gran faccion, pues por las circunstancias que presentaba la guerra poco despues de haberme encargado del mando de esta provincia, no parecia posible que cuatro meses despues, una faccion catalana de cuatro mil hombres invadiese este pais (y aun escede contando con la chusma que traen consigo de los pueblos de aquel principado); asi es que como inutil por las mismas circustancias y no pensando en una gran fortificacion, reduce la de Benabarre al recinto de la plaza cerrando las bocas-calles que entran en ella, con el unico objeo de resistir una faccion de ciento o doscientos rebeldes que pudiera presentarse de noche inopinadamente, siendo su guarnición proporcionada a tan insignificante objeto; pero tan escasas defensas, no detuvieron al comandante de armas, que lo es el mayor del segundo batallon de Castilla don Miguel Lopez Vazques, para despreciar las amenazas e invitaciones que se le hicieron, no obstante de tener a la vista seis batallones y docientos caballos mandados por el titulado brigadier Bartolome Porredon, alias el Ros de Eroles.
Los enemigos se introdujeron en toda la parte esterior del pueblo, cometiendo los escesos de costumbre en bienes y personas, cuyos detalles no puedo dar a VS porque aun no los hes recibido del comandante de armas, unico que lo puede hacer en toda la villa, porque, como ya he dicho, el alcalde y su ayuntamiento se fugaron. Roto el fuego por la guarnicion, compuesta de una compañía y los convalecientes de Castillas, media compañía de carabineros y algunos soldados sueltos del batallon segundo franco con su comandante don Jose Maria Hugarte a la cabeza, diez lanceros de Isabel II mandados por el capitan encargado del detall don Lino Ballejo, y los nacionales de Graus en fuerza de setenta y cinco hombres a las ordenes de su comandante don Manuel Abad, en todo unos doscientos setenta hombres, contestaron los enemigos con su acostumbrada griteria y amenazas, en tanto que se introducian en las casas rompiendo los tabiques para pasar de unas a otras con el fin de acercarse al recinto, esperando la noche para incendia el pueblo y reducirlo a cenizas con sus habitantes y guarnicion.
Mientras esto pasaba, ya dejo dicho que me hallaba con la brigada en el Mas de Fon-Pedrosa satisfecho de ver que los rebeldes detenidos delante de Benabarre para gozarse en su ruina, no habian desmembrado fuerza alguna para saquear a Graus y pueblos circunvecinos, ni tampoco intentado nada sobre Barbastro. Desde el Mas de Fon-Pedrosa adonde habia llegado cerca de las doce, oia el fuego que se hacia en Benabarre, del cual solo distaba hora y media; y resolviendo atacar al enemigo a todo trance, quise desambarazarme de las pocas acemilas que tiene esta brigada, y quedandome solo con las de las municiones, hice pasar con escolta las restantes a Juseu, emprendiendo al mismo tiempo mi marcha a Benabarre.
Los enemigos tenian establecidos, como he sabido despues, algunos puntos de observacion, de modo que apenas llego la cabeza de la columna al alto de Pilaret, desde donde se ve Benabarre, la descubrieron los enemigos que tocaron llamada para retirarse, cuyo movimiento emprendieron con una celeridad inconcebible. La columna siguio su marcha por fuera de camino con objeto de ocultarse a los rebeldes. Mi gefe de EM con una mitad de caballeria marchaba rapidamente al llano que hay entre Benabarre y la ermita de San Salvador, apoyado de la compañía de nacionales movilizados de Alcampel; yo le seguia a la cabeza de la columna con la dulce complacencia, la mayor que puede disfrutar un gerfe de ver en todos los semblantes escrito el deseo del combate; pero el enemigo llevaba en su ventaja una hora de retirada. 
Llegados a Benabarre, supe que el enemigo habia tenido alguna perdida, y nosotros algun herido, cuyos pormenores transmitiré a VS tan pronto como lleguen a mi noticia
Era para mi muy penoso, mientras oia el fuego de Benabarre, el recuerdo de tener alli los nacionales de Graus que deseaba estuviesen en la columna, y que como primer punto de reunion, se les habia marcado aquel; mi primer cuidado fue relevarlos; y temiendo que ele enemigo hiciese una contramarcha sobre Graus por las Segarras, a donde se dirigio, me he venido a pernoctar a este pueblo para estar en disposicion de acudir a Benabarre si volviese, como a Graus si en efecto lo intentase. Que es todo cuanto tengo el honor de manifestar a VS.
Lo que transmito a VS para que tenga conocimiento de la vergonzosa fuga de las fuerzas enemigas cuadruplas de las que yo tengo en operaciones, asi que de la salvacion de Benabarre.
Idem (del mismo corresponsal)
A ultima hora. Se acaba de recibir aviso de que las tropas del inmediato mando del general Azpiroz han emprendido accion con la faccion del Ros en el Alto Aragon, siendo seis horas las que se ha oido un vivisimo fuego, que continua sin saberse hasta de ahora los resultados. Creo seran favorables a nuestras armas, y no tardare en comunicarlos a Vds.
El Archivo Militar 29/04/1841
Excmo. -Sr. = Los ayuntamientos constitucionales de las villas de Tamarite de Litera y demas que suscriben, todos correspondientes al partido judicial de que la misma es cabeza en la provincia de Huesca, á V.E. con el mayor respeto esponen: que en el ultimo periodo de la lucha que V. E.con tanta gloria acaba de terminar y por espacio de un año, han hecho la guerra y defendido la Constitucion en esta provincia los batallones del rejimiento de Castilla, 16 de línea, y su digno jefe el brigadier D. Fernando de Alcocer ha mandado las armas de ella. Este benemerito jefe y los bravos de su referido cuerpo han patentizado su bizarria en los combates, como su apacibilidad y virtudes civicas fuera de ellos. El pais los ha visto defenderle con las armas, tanto como aliviarle con sus jenerosos y comedidos procedimientos en la vida privada; y compañeros en los peligros, han sido hermanos hasta en las faenas familiares de los vecinos. Hechos de armas cuya enumeración fuera prolija acreditan el primer estremo, y del ultimo depondrian tantos testigos como habitantes cuenta este distrito en que la intrepidez y urbanidad de aquellos ha gravado un eterno recuerdo. Nda, Excmo. Señor, han dejado que desear los valientes del 16 de línea, como soldados y como ciudadanos; y su partida de este suelo ha sido tan sentida, como grato fuera su regreso, para el que cualquier sacrificio arrostrarian gustosos sus vecinos: V.E. tiene dadas pruebas de su deferencia y protección al alto Aragón, y jamás un español ha acudido a V.E. que no haya sido complacido en cuanto el interes jeneral lo ha permitido. Confiados pues los que suscriben en esta benevolencia, se atreven a elevar a V.E. su voz y la de sus representados, haciéndole presenté aquellos estremos, y los jenerales votos de que el Rejimiento de Castilla y su apreciable jefe vuelvan á ser destinados á esta provincia, como correspondientes á este cuerpo de ejercito, si los planes de V. E. que respetan, no opusieren á ello un óbice invencible. El espresado regreso llenaría completamente los deseos de los esponentes y de los pueblos, y por ello
A V. E. encarecidamente suplican se sirva tomar en consideración esta su franca y sincera, esposición, y dignarse acceder á ella en los términos que comprende, con lo que recibirán singular gracia que esperan obtener del aprecio de V. E. cuya vida ruegan á Dios conserve prósperos y dilatados años. Tamarite 28 de noviembre da 1840 = Excmo. Señor duque de la Victoria y de Morella.
Firmaron esta esposicion los ayuntamientos de Tamarite.—Albelda.—Alcampel.—Castillouroy.—Valdellou.— Camporrell.— Estopiñan.— Nachà.—Peralta de la Sal.-—Calasans.—Alins.— Estada.— Estadilla.—Fonz.— Almunia. — Azanuis.—San Esteban.—Binefar.


Segona guerra carlina (1846-1849):
Va ser una continuació de la primera i es va focalitzar a Catalunya i zones límitrofs en forma de guerra de guerrilles.
El Catolico (Madrid) 4/2/1848
BENABARRE 28 de mero.—Ayer á la una y media de la mañana llegó un hombre que casi no podia hablar de la agitación que traía dando la noticia de que a las nueve habían entrado en Estopiñan las facciones de Borches y Castells en número muy considerable, que los gefes habian dado la orden de almorzar en un cuarto de hora para marchar al momento. Con semejante noticia entró la confusión en este pueblo subiéndose al castillo varias personas con cinco guardias civiles resueltos á defenderse, llevando consigo las familias y varios cofres con sus mejores efectos. A las dos llegó un parte de que la facción estaba en Caserras en número de 354 hombres, otro parte después, que en Sicar á dos horas de esta; luego se recibió otra comunicación del gefe de una pequeña columna de nuestras tropas fechada en Campurrell, diciendo que la facción se dirigia aqui. Al momento la iglesia se llenó de señoras y niños mientras algunos se subieron armados á la torre. Por los confidentes que se despacharon se supo que los matinés se dirigian á Torba ; al poco rato llegaron cincuenta soldados de Campurrells y tomaron posición en las casas de la plaza; el oficial que los mandaba manifestó que los facciosos eran 300, toda gente robusta y bien armada y que iban en dos grupos: han dormido muy tranquílamente en Torba que dista de aqui una hora y al amanecer de hoy se han dirigido hacia Monsec.
El brigadier Contrera pernoctó ayer en Estopiñan. Los facciosos se llevan á los administradores de rentas si no les entregan el importe de las contribuciones: de Torba han hecho que tres regidores se vayan con ellos hasta tanto que el pueblo remita el importe de lo que pidieron.
Hace ocho años que el mismo cabecilla Castells sorprendió á este pueblo haciendo 95 prisioneros y llevándose una porcion de particulares por cuyo rescate exijió grandes cantidades.

ElCatolico(MADRID) 18/9/1848
ARAGON.—HUESCA 11.—Se acaba de recibir un parte con la noticia de que una facción montemolinista de 60 á 70 hombres procedentes de Cataluña entró ayer á las once de la mañana en la villa de Bcnabarre, y que otro pequeño grupo de los mismos entró al propio tiempo en Peralta de la Sal. A su retirada se dice que pasaron por Tolva, y según parte venido al señor comandante general fueronbatidos y dispersados por una columna de 100 carabineros de Cataluña, causándoles algunos muertos y heridos y cuatro prisioneros. En su permanencia en dichos puntos que fue muy corlo rato, no hicieron daño á nadie, habiendose llevado los caudales públicos que pudieron ocupar y los tabacos, según se dice. En todo lo demás de la provincia, se disfruta de la mas completa tranquilidad (Pop.)
TOLVA 11 de setiembre - Ayerá las nueve de la noche fue sorprendida en esta villa la facción compuesta de unos 80 trabucaires mandados por el titulado coronel comandante general del Alto Aragon, llamado D Jose Domenech; y sufrieron una perdida de tres muertos y diez prisioneros junto con el mismo gefe, cuyos nombres pongo a continuacion. Se les cogio ademas trece armas de fuego, un sable, dos cananas y un caballo, algunas mantas y otros efectos sin que por parte de las tropas de SM la reina haya habido mas desgracia que dos mozos de la escuadra heridos levemente. Como era dia de feria, los trabucaires trataban de hacerse fuertes desde las casas, hay que lamentar la desgracia de tres ó cuatro paisanos heridos. —Sabemos que los prisioneros, las armas cogidas, los demas efectos y los papeles entre los cuales los hay de algun interes encontrados al cabecilla, han sido conducidos a Lerida. Relacion de los gefes prisioneros: D Jose Domenech, coronel.- D Pedro Ortega, alferez, natural de Logroño.- Santos de Santos sargento, de Aranda de Duero.- Idem de los soldados: - Eugenio Sanchez, natural de Guadalajara.- Manuel Naya, de Aragon.- Juan Sanchez, de Murcia. Jose Berbua de Huesca.- Francisco Villar de Navarra. Antono Bartus de Burgos.- Pascual Carmen, de Jaca.- Idem de los muertos: DN Abadia, capitan, natural de Aragon,.- N Garcia, sargento 1º de Madrid.- N Solani, soldado de Argan (Fom. )


Tercera guerra carlina (1872-1876):

Sorgeix com a reacció a la revolució de 1868 i les seves conseqüències. L’arribada de noves idees i practiques politiques en forma de democràcia, cantonalisme i primers socialismes porten a l’aixecament armat dels vells carlins que mai es van acabar de rendir. Al contrari de les dues guerres anteriors, ara el conservadurisme tradicional carlí fa seus vells ideals foralistes i hi ha un cert apropament a sectors com el cantonalisme. Es va tractar d’una veritable guerra civil que en molts dels seus aspectes va generar la llavor que portaria a la guerra civil de 1936, en la qual es van tornar a enfrontar les «dues espanyes» amb els resultats devastadors que tots coneixem.

La Paz 12/02/1873
Correspondencia de El Popular sobre la que llamamos la atencion
Zaragoza, 7 de febrero de 1873
Sr Director de El Popular:
Muy señor mio: Un amigo me acaba de dirigir su periodico del viernes 31 de enero anterior, llamandome la atencion sobre el comunicado que con fecha 26 de dicho mes fechado en Puente Montañana y firmado por J Bautista Corradi, inserto V en su periodico del referido dia, y no pudiendo ni debiendo dejar sin contestacion cuanto en él se me imputa por el expresado Juan Bautista Corradi, a quien no conozco, al menos por su nombre, debo hacer una breve reseña de todo lo ocurrido para que resplandezca la verdad y quede el calumniante en el lugar que se merece.
Hallandome en Monzon con mi columna el 17 del pasado, recibi aviso por telegrama que la faccion Nasarre, acosada por una columna de Lerida se dirigia por el valle de Ager (Cataluña) a la provincia de Huesca, opinando iria a pasar por el puente de Alfarraz, e indicando que llevaba aquel cabecilla 400 catalanes, 100 aragoneses y ocho cargas de armas.
Inmediatamente hice movimiento, pernoctando aquel dia en Alcampell, con objeto de ponerme al frente de los puentes sobre el Noguera, de Alfarraz, Tregó y Palanca de Blancafort, no pudiendo cubrir el de Montañana por no tener fuerza para ello, oficiando al efecto el mismo dia a varios alcaldes de los puntos mas importantes para que me dieran las noticias que tuviesen de la faccion.
Sobre las once del dia recibi parte verbal de que en Camporrells habia entrado aquella mañana Nasarre con fuerza de 200 a 300 hombres, y a seguida me dirigi a dicho puesto, dejando no obstante una orden para que 100 quintos salidos de esta capital aquel mismo dia al mando de un jefe, y 15 caballos, con mas 30 carabineros, viniesen a pernoctar a Baells aquella noche.
Ya cerca de Camporrells supe que la faccion salio de alli precipitadamente en direccion de Estopiñan, cuyo camino segui; pero Nasarre, sin llegar al pueblo ni detenerse en él, pues solo paso por su inmediacion (lo que es oficial), tomo la direccion de Caserras, y siendo ya cerca de oscurecido, determine pernoctar en dicho Estopiñan, como lo hice; màxime porque tenia antecedentes de que la intencion del cabecilla era entrar en Benabarre, obligandome a esta decision a circunstancia de haberseme dicho por confidencia que Nasarre habia venido del inmediato pueblo de Trego (Cataluña) y que por aquella parte quedaba a la vista el cabecilla Camats, con 300 hombres, razon por la cual, y no teniendo una certeza de lo contrario, no podia ni debia por mi responsabilidad dejar abandonados los quintos expresados, para evitar una contingencia, atendiendo a que era la primera marcha que hacian, los cuales llegaron a Baells a las diez de la noche del 18, incorporandoseme al siguient 19 sobre las once de la mañana en el termino de Estopiñan, donde los aguarde siguiendo despues la dirección de Tolva, con objeto de continuar despues la persecucion, y ademas para estar a la vista de Benabarre e impedir se internase la faccion, como lo consegui, a pesar del incidente mencionado.
Nasarre pernocto en Tolva el 18, lo que supe sobre mi marcha el 19, y por parte oficial del alcalde de dicho pueblo, que por haberlo dado al siguiente dia, le indique que en casos analogos, si se repetia, debia verificarlo en el acto o con mas premura, y siendo ya tarde a mi llegada a dicho punto, pernocte en él.
El dia 20 detuvo bastante mi salida de Tolva la circunstancia de no haber tenido a su tiempo las raciones de pan para la tropa, y los bagajes para conducir las municiones; razon por la que no pude salir hasta las nueve de la mañana, advirtiendo alli lo conveniente para el mejor servicio en lo sucesivo al alcalde y secretario del ayuntamiento; pero el gran temporal de viento y lluvia que hizo, unido a la escabrosidad del terreno, impido pasar de Montañana, donde pernocte, para estar en espectativa; porque esperaba, según mis datos, que las facciones de Nasarre y Camats se reunieran en Puente Montañana y se internasen, cuando menos la primera, en la provincia, volviendo por el puente o pasando por Monesma a Benabarre, o retirandose, como lo hicieron, a la provincia de Lerida.
En Montaña, noticioso de que las facciones no habian hecho movimiento sobre el puente, que Nasarre habia estado en Aren y salido de alli sin tener seguridad de si se habria dirigido a entrar en la provincia de Lerida, de donde estaba muy cerca, o si, burlando mi vigilancia, llevaria a cabo su intento de penetrar en Benabarre, por una contramarcha, cual si me tenia asegurado, hice movimiento entre ocho y nueve de la mañana, y no antes por retardo tambien de las raciones de pan para la tropa y caballos, sobre lo que adverti al alcalde de Puente de Montañana y secretario que las suministró, lo que procedia, tomando la direcion de Monesma y Cajigar, para salirle al encuentro; porque de entrar en Cataluña, como lo efectuaron, habia en parte terminado mi mision; y efectivamente, en el camino llegue a saber que abandonaron la provincia, internandose bastante en la de Lerida, por lo que pase a situarme en Benabarre.
Hasta aquí los hechos, tal como ocurrieron, Sr Director, debiendo decir que es calumnioso y de todo punto falso cuanto dice el comunicante de que haya yo avisado por dos veces a Nasarre para que se largase, porque le iba detras, de cuya injusticia y calumnia le exigire la debida responsabilitat ante los tribunales, aparte de lo que corresponda, repitiendo que como no conozco al comunicante, me extraña mas su bajo proceder.
Yo no pertenezco a ningun bando politico; no soy mas que militar, preciandome de serlo honrado; no tengo ningun tacto con los carlistas, aunque respecto sus opiniones como las de todos, maxime no siendo politico, y en corroboracion de lo indicado debo consignar que hice la guerra civil, que fui hecho prisionero en la desgraciada accion de Morella ocurrida el 1º de octubre de 1838, en el bajo Aragon, estando diez meses en poder de Cabrerra, sufriendo las represalias; que en Abril del año anterior contribui a la extincion de la partida de Nasarre y las del bajo Aragon, en que me cupo una gran parte; y por ultimo, que algunos de mi columna, entre ellos el oficial de Estado Mayor que me acompañaba y mi ayudante, saben lo que he mandado, prevenido y escrito en todos y por diferentes conceptos.
En algunos de los pueblos que he recordado tienen los carlistas, según mis datos, quien les proteja y les suministre confidencias ciertas, y de aquí su seguridad en varios puntos, lo cual contraria los planes de las fuerzas que les persiguen y puede hacer mas duradera la existencia de las facciones, a no usarse de rigor.
Abrigo el convencimiento de que las personas que me conocen no daran credito ni por un momento a la calumnia del comunicante, concretandose las anteriores lineas para aquellas que no tengan noticia de mis antecedentes y carrera.
Que este motivo se ofrece a Vd en atento servidor QBSM
Jose Villacampa
La Nación (Madrid). 4/11/1873 iDiario oficial de avisos de Madrid. 5/11/1873
Aragon.—El brigadier Franch sorprendio ayer noche en el pueblo de Tolva a la facción Tristany, compuesta 1.400 hombres,y después de un nutrido fuego tomo el pueblo, dealojando por completo al enemigo, y apoderandose de una pieza de artillería demontaña con su cureña, municiones y cuatro mulos, caballos, armas y municiones.
...
La facción Tristany, despues de la derrota de Tolva, y activamente perseguida de cerca por la columna del brigadier Franch, ha contramarchado, internándose en la provincia de Huesca por Estopiñan, no pudiendo penetrar en la de Lérida, como intentaba.
El Imparcial (Madrid). 25/4/1875 i Boletín de comercio. 27/4/1875, núm.95
Aragón.—El capitán general en despacho de ayer dice que habiendo sabido el brigadier Delatre que la faccion Castells se hallaba en Trago en numero de 2.000 infantes y 200 caballos e intentaba invadir la provincia de Huesca, salió de Camporrells con su pequeña columna, compuesta de 600 infantes y 50 caballos, marchando á su encuentro y atacando al enemigo que ocupaba las fuertes posiciones que existen mas allá de Burburesa. El choque ha sido rudo y ha durado cuatro horas, suspendiéndose por una y otra parte á causa de haber sobrevenido una lluvia torrencial. La facción se retiró á Estopiñan y nuestras fuerzas á Nacha, después de haber causado al enemigo considerables pérdidas. 
Han salido fuerzas de Zaragoza, que unidas á las que manda el brigadier Delatre, permitan á éste atacar con ventaja á la facción y arrojarla de la provincia de Huesca. 
El brigadier Calleja, desde Allora, manifiesta con fecha de ayer que á altas horas de la noche anterior, y después de un escrupuloso reconocimiento, en que tomó todas las avenidas de dicho pueblo, sorprendió la comandancia de armas carlista, haciendo prisionero á su jefe llamado D . Tomás Acha y á sus tres ordenanzas, cogiéndole armas, municiones, el archivo y el sello de la comandancia. 
EL CUARTEL REAL 15/05/1875
Excmo. Sr El Excmo Sr Teniente General don Juan Castells, jefe de la segunda division, desde Benabarre, con fecha 25 de abril ultimo, me dice lo siguiente:
Excemo Sr Conforme habia indicado a VE mi intencion de pasar y penetrar en el Alto Aragon y batir la comuna revolucionaria de la provincia de Huesca, mandada por el faccioso brigadier Delatre, terror y espanto de esta comarca por las ventajas hasta ahora conseguidas sobre las fuerzas que habian intentado entrar en esta provincia, llegue al pueblo de Tragó el dia 22 por la noche, y pernocté en él para esperar al tercer batallon de Barcelona.
A las ocho de la mañana del dia 23 supe que el titulado brigadier Delatre, despues de marchar toda la noche, habia llegado a las cinco a Camporrells, pueblo de Aragon distante dos horas de Trago; y como esto me indicara que podia tener noticia de mi movimiento preparandose para detenerlo, huyendo de la celada que yo le tenia preparada por la parte de la conca de Tremp, resolví penetrar en Aragon despues de haber dado dos horas de descanso al tercer batallon de Barcelona, que se me reunió a las diez en dicho pueblo de Tragó, y batir al enemigo si no me presentaba.
Con efecto: a las doce mandé tocar golpes, y llamada a las doce y media. Formadas las fuerzas en la plaza, se me presentó un voluntario de la guardia de avanzada, diciendome que el enemigo coronaba las crestas del monte de Tragó, al mismo tiempo que una guerrilla bajaba la montaña tomando posiciones. Llamé al coronel jefe de la primera brigada de esta division, D Jose Ferrer, para que con fuerzas de los batallones segundo, quinto y sexto pasara el puente y atacase al enemigo, disponiendo que doscientos hombres del quinto y sexto subieran por la izquierda, la mitad del segundo batallon por el centro y el resto del mismo por la derecha, mientras yo seguia la marcha con las demas fuerzas por el camino real y flanco derecho. El movimiento se hizo con rapidez y precisión, y en menos de una hora el enemigo fué arrollado y desalojado en toda su primera linea a los gritos de ¡Viva el Rey! a pesar de ocupar tan formidables posiciones, asustado sin duda por la decidida y fria actitud de nuestros bravos voluntarios, que trepaban la montaña sin disparar apenas algun tiro.
Obligado el enemigo a dejar las crestas de la montaña de Tragó tomo nuevas posiciones a la otra parte del mismo, haciendose fuerte en ellas, y con un valor digno de mejor causa resistió el empuje de los nuestros, y hasta probo atacar a la bayoneta nuestro centro, que mandé reforzar con fuerzas de los batallones tercero y sexto de Barcelona, disponiendo al mismo tiempo que los escuadrones de caballeria segundo y tercero, flanqueando su ala izquierda, y protegidos por cuatro compañias del tercer batallon, fueran a ponerse a retaguardia del enemigo, a fin de cortarle la retirada y derrotarlo por completo. La caballería se dejo ver por el enemigo, el cual, empujado con vigor por nuestros voluntarios, perdió sus nuevas posiciones y formó en masa en el punto llamado Pla del Sastre; pero atacado de nuevo por nuestra infantería, y temiendo ser envuelto por la caballeria, se desconcertó y se pronuncio en plena fuga y dispersion hacia el pueblo de Camporrells, hasta donde fue perseguido por nuestros voluntarios y por la caballeria, mandada por el teniente coronel D Juan Jose de Herrera y Cortes.
Hallandonos en un pais desconocido y enemigo, y observando que arreciaba seria tempestad de agua y se nos venia encima la noche, mandó llamar y reunir las fuerzas, recoger los heridos y prisionerosl y hacerlos conducir a Tragó, mientras y continuaba la marcha a Estopiñan, donde llegamos calados de agua a las nueve de la noche, para seguirla al otro dia hasta esta villa de Benabarre.
Al dar a VE conocimiento de esta gloriosa jornada en el dia de ayer, dije que el enemigo habia tenido unos cuarenta muertos, muchos heridos y unos cien prisioneros; pero recogidos los datos convenientes de los alcaldes de los pueblos, de los oficiales prisioneros y de los jefes, resulta que el numero de muertos que el enemigo dejó en el campo asciende a ciento cuarenta, muchisimos heridos que mandé recoger por los alcaldes de los pueblos de Tragó, Camporrells y Estopeñan, y entregarlos despues de curados al enemigo, quedando en nuestro poder ochenta y ocho prisioneros; entre ellos un capitan graduado de comandante, tres alfereces de infantería y uno de caballería, y catorce heridos de tropa recogidos desde el principio de la accion, trescientos fusiles Remington, doce camillas, cinco caballos, equipajes y todo cuanto llevaba la columna. El titulado brigadier Delatre escapó en mangas de camisa y pañuelo en la cabeza, dejando en el campo y en nuestro poder su brioso caballo, su levita y su ros, lo cual, y el dicho de los primeros prisioneros, nos habia hecho creer la muerte del mismo.
Por nuestra parte tuvimos cuatro muertos y veinte heridos, dos de ellos de gravedad.
Esta victoria contra el orgulloso Delatre es de suma importancia para la causa de SM por ser la unica conseguida por las armas Reales en el Alto Aragon, no solo en la presente lucha, sino tambien durante la guerra civil de los siete años; victoria que ha llenado de consternacion al Alto Aragon y habra reanimado visiblemente la provincia de Lerida. ¡Gloria a Dios, que nos ha concedido por mediacion de San Jorge, patron de Cataluña!
Espero que VE me permitira hacer las propuestas de los que mas se distinguieron en tan gloriosa jornada y premiar el merito que en ella contrajeeron; debiendoe de concluir tributar los mas sinceros elogios a los señores D Jose Ferrer, jefe de la primera brigada de esta division y D Domingo Masachs, jefe del tercer batallon de Barcelona, comandantes D Jose Pascual, D Antonio Gras, D Antonio Frexes, D Matias Ripoll y don Enrique Genoves, jefe de EM de esta primera brigada, por la precision y valor con que ejecutaron mis ordenes.
Lo que comunico a VE para su satisfacción, la de todos los buenos carlistas, y para que se sirva ponerlo en conocimiento del Excmo Sr Ministro de la Guerra, suplicandole lo eleve a LRP de SM el Rey NS (QDG)
Lo que tengo el honor de elevar al superior conocimiento de VE, suplicandole se sirva hacerlo al de SM el Rey NS (QDG)
Dios guarde a VE muchos años. Cuartel general de San Pedro de Torello 4 de mayo de 1875.- Excmo SR .- El Capitan General, Francisco Savalls – Exc. Sr Capitan General, Secretario de Estado y del despacho de Guerra

Guerres colonials

Les guerres de Cuba i Filipines a finals del segle XIX, així com diversos episodis bèlics al Marroc no van tenir incidència directa als nostres llocs. Malgrat això, es pot rastrejar alguna noticia sobre soldats originaris de la nostra zona que hi van perdre la vida

Diario de Huesca 28/9/1899
El Consejo Supremo de Guerra y Marina ha concedido á Andrés Márquez
Borras, residente en Estopiñán, padre del soldado fallecido en Ultramar, Andrés Márquez Lleida, la pensión anual de 182'50 pesetas, que cobrará por la Delegación de Hacienda de esta provincia, á partir del 30 de marzo del año actual.



2.- BANDOLERS, ALDARULLS I TENSIÓ POLITICO- SOCIAL

A més de les guerres, les convulsions socials i politiques del segle XIX es van traduir en diversos episodis de tensió i violència que també van afectar als nostres llocs. Els bandolers eren un fenomen habitual, així com l’organització veïnal per a combatir-los. Però, el principal episodi d’aquest tipus són els fets ocorreguts al 1869 al voltant de les mines de sal de la Tallada que van suposar un veritable enfrontament armat entre una societat tradicional que defensava els seus drets comunals i la societat liberal que s’obria pas en forma de burguesos que compraven antics bens com les mines de sal. Per la seva rellevància, aquest episodi mereixeria un estudi individual, però no es pot obviar en un recull d’episodis violents com aquest. Per últim, també tenen la seva rellevància algunes noticies sobre la política local que sense ser propiament fets violents, si que indiquen quin era l’ambient social d’una època marcada pel caciquisme i els embrions de confrontació i la por.

LA REVOLUCIÓN DE 1868 Y EL SEXENIO DEMOCRÁTICO EN RIBAGORZA
Carlos Bravo Suárez
(Artículo publicado en el suplemento especial de San Lorenzo del Diario del Alto Aragón, 10-8-09)

También hubo problemas en Estopiñán, donde se planteó un conflicto entre la Junta y el Ayuntamiento, cuyo alcalde era Ramón Quintilla. Integraban la Junta el presidente Jaime Sisón, el vicepresidente Francisco Camón y los vocales José Vives, Antonio Guillén y Miguel Recarte. Dentro del término de Estopiñán, en las minas de Tragó, se produjeron graves enfrentamientos en varias ocasiones. Al proclamarse la Revolución, trescientas personas armadas procedentes de Estopiñán, Tragó de Noguera, Camporrells y Alcampell ocuparon el lugar y estuvieron explotando las minas durante dos meses y medio. El concesionario de la explotación consiguió que acudiera en su ayuda el ejército, que las recuperó sin resistencia. Cuando la tropa se retiró los lugareños volvieron a ocupar las minas. Regresó el ejército y construyó una casa-castillo para proteger el lugar. El 6 de febrero de 1869 ciento cincuenta hombres armados volvieron a apoderarse de las minas y destruyeron la casa-castillo.

La Correspondencia de España. 9/2/1869
Dice la Iberia:
Dícese que en Estopiñan, pueblo del partido de Benabarre, lindante con Cataluña, algunos díscolos, que á ciencia y conciencia de las autoridades estuvieron esplotando las minas de sal llamadas de Tregó, se ocupan en echar los cimientos de lo que ha de ser un fuerte para los carlistas. 
Ignoramos lo que haya en ello de positivo; es lo cierto que aquel pueblo, al que apenas puede considerársele como aragones, se distinguió por su afecto a los carlistas durante la guerra civil, y que hubo de hacerse uso de la fuerza armada hace poquísimo tiempo para dispersar algunos centenares de hombres que se hallaban sustrayendo la sal de Tregó, los cuales han vuelto á su lucrativa ocupación.
No seria malo que diera un paseo militar por Estopiñan alguna compañía de nuestros valientes cazadores, y hacer que entraran en razón los caribes arriba mencionados.» 
El Imparcial (Madrid). 9/2/1869
Parece que en Estopiñan, pueblo del partido de Benabarre, lindante con Cataluña, se ocupan en echar los cimientos de lo que ha de ser un fuerte para los carlistas.
Ignoramos lo que haya cierto en la noticia, dice el periodico de que la tomamos; lo cierto es que aquel pueblo que apenas puede considerarse como aragones, se distinguió por su afecto a los carlistas durante la guerra civil.
Las palabras que subrayamos demuetran lo popular que es en Aragon la causa de Carlos VII
(...)
Dice un periodico de Huesca, que en Estaña, partido de Benabarre, ha aparecido una cuadrilla de ladrones. Este pueblo, Peralta de la Sal, Estopiñan y comarcanos, han organizado somatenes para perseguir a los malhechores.
La Correspondencia de España: Diario Universal de Noticias, 1/11/1869 i La Abeja montañesa: Periódico de intereses locales: Año XIII Número 252 - 4/11/1869
El Alto Aragon da cuenta en los siguientes terminos de la aparición de la partida de que ya hemos hablado en Estaña:
Al anochecer del 25 del corriente se presentaron en el pueblo de Estaña de 15 a 20 individuos armados muchos de ellos vestidos de militares y el jefe con las insignias de sargento primero; y pretestando que llevaban la comision de recojer las armas con arreglo al ultimo bando publicado por la autoridad militar, fueron reuniendo los hombres al retirarse de sus faenas en una de las casas del pueblo, usando para verificarlo del mayor comedimiento.
En cuanto los tuvieron reunidos robaron tres casas del mismo, recogieron tres o cuatro escopetas, maltrataro a los vecinos, hiriendo a algunos de ellos y se retiraron de la poblacion ya cerrada la noche, tomando, según se cree, la direccion de la sierra de San Quilez
Los somatenes de los pueblos de Pilzan a cuyo distrito municipal pertenece Estaña, y Estopiñan, en union con la Guardia Civil se ocupan en su persecucion”
La Época (Madrid) 20/4/1870, La Correspondencia de España. 21/4/1870, Crónica de Cataluña (Ed. de la tarde) 21/4/1870, La Esperanza (Madrid) 21/4/1870, El Pensamiento español (Madrid) 21/4/1870
Leemos en EL ALTO ARAGÓN, periódico de Huesca:
«Tenemos á la vista una carta fechada en Benabarre, en la que se nos dan pormenores sobre nuevos y deplorables sucesos acaecidos en el término de Estopiñan; en las salinas de Tregó.
Según se nos dice en la referida carta, parece que al ir á tomar posesión de dichas salinas, el que con arreglo á la ley hace poco tiempo adquirió su propiedad, al dirigirse el nuevo poseedor á las salinas de Tregó, acompañado de varios individuos del resguardo de sales, de un escribano y del alcalde y tres regidores del Ayuntamiento de Estopiñan, fueron recibidos á balazos por unos 50 hombres, sosteniendo luego una escaramuza con individuos del resguardo y de la otra parte.
Esto sucedia el dia 13 a las once y media de la mañana”
Diario de Huesca 5/11/1885
El alcalde de Estopiñán, que según cuentan es un conservador de tomo y lomo, ha embargado, sin los trámites y autorizaciones previas que determina la ley, los bienes de un sugeto responsable á unas cuentas municipales que ni siquiera han sido visadas, y por lo tanto no ha recaido sobre ellas acuerdo alguno de las corporaciones y autoridades competentes para ello; y como hombre de pelo en pecho, y poseido de esa creencia tan fatal divulgada en estos tiempos de desorganización y desbarajuste, de que cuando se manda y se disfruta de la privanza de los caciques de la situación, se puede hacer en todo mangas y capirotes, además del embargo aludido, detuvo revolver en mano al cuentadante y lo llevó con custodios armados al juzgado de Tamarite. 
El hecho constituye un atropello inaudito que merece un severo correctivo. 
¡Vaya unos alcaldes que gastan los conservadores de nuestro país 
Diario de Huesca 20/11/1885
Enterado bien el gobernador civil señor Nogueras de los anómalos y arbitrarios procedimientos incoados contra un vecino de Estopiñán, obligado á la presentación, previos los trámites de la ley, de las cuentas municipales de un ejercicio anterior, ha ordenado la suspensión de lo actuado en las oficinas del gobierno, por ajustarse poco ó nada á las formas legales y á la imparcialidad y mesura coa que deben tramitarse y resolverse asuntos tan delicados.
Si el señor Nogueras se enterase de otros varios análogos asuntos, comprendería lo expuesta que se halla su gestiona dejar un recuerdo poco apropiado á sus antecedentes personales.

Diario de Huesca 2/7/1886
El gobernador de Huesca debe entender que la justicia es deidad protectora pára los amigos, y divinidad vengadora para los adversarios enpolítica. 
Así se explica su conducta con aquellos Ayuntamientos que, usando de un derecho indiscutible, eligieron compromisarios que en la reciente elección ' senatorial votaron la candidatura contraria al Gobierno 
Se iles persigue y atropella conminándoles con multas de cien pesetas si en el plazo de diez días no presentan las cuentas municipales. Como en tan corto plazo es imposible de todo punto cumplir lo que se les exigía les han sido impuestas, habiéndolas pasado por su exacción á los respectivos juzga- dos, lo cual supone triplicar ó cuadruplicar las multas.
En los pueblos de Éstopiñán, Montañana, Tolva y Viacamp, y también en los del distrito de Boltaña, se ha dado ese caso de las multas injustas y arbitrarias en venganza de la derrota electoral. 
Entre esos pueblos hay alguno que debe tan sólo el cupo del último presu- puesto, ó séase el 94-95, y en cambio otros á los que no se les apremia ni se les dice nada, y eso que adeudan diez y más años, gozan de fuero por el hecho de haber ido sus compromisarios á Huesca amontonados en carros á vo- tar la candidatura conservadora. 
Acaso sea ésta conducta objeto de una interpelación al Gobierno:, al señor ministro de la Gobernación. 
No sabemos qué contestara el Sr. Cos-.Gayón cuando se le pida su parecer sobre la actitud y conducta del gobernador de Huesca; pero siguiendo el critero que expuso cuando el reciente motíri de las cigarreras de Madrid acerca del uso que de sus facultades debe hacer Ja autoridad, es seguro que pregunte dé nuevo si se quiere que los gobernadores se conviertan en padres de almas dé los enemigos políticos. 
Porque aquí está visto que para las autoridades conservadoras no hay más razón que la del palo, distributivamente administrado entre sus administrados. 
Nosotros no queremos que los agentes de orden público ni los gobernado- res canovistas sean párrocos; pero el Sr. Cos-Gayón no debe querer tampoco que ciertas situaciones violentas y anómalas, se perpetúen por el sólo gusto de confiar los mandos de las provincias á quienes han nacido en ellas; tienen parientes é interés de parcialidad que servir, y carecen de las condiciones necesarias para ejercer su autoridad con verdadera independencia.» 
No es extraño que ocurran tales fechorías en el Gobierno civil de Huesca. D. Rafael aos va resultando un señor á la inglesa, muy serio, muy serio y muy inglés, y flamático. Es tan pasivo el señor, que con- siente una camarilla poco numerosa, pero jamás vista en caLdad y cantidad en semejante sitio. No sabemos si D. Rafael será ó no prisio- nero de tal camarilla, pero lo parece, y hasta pensamos que no tiene energías para sacudir ciertas tutelas bastante rebajadas. 
Peor para él. Quizá no merezcan más que nuestra lástima. 
El Motín (Madrid). 10/10/1886, La Crónica (Huesca). 23/11/1886
Estopiñan 20 de Noviembre de 1886. Señor Director de L A CRÓNICA. 
Muy señor mio; En la mañana de hoy he tenido el gusto de estrechar la mano en el vecino pueblo de Camporrells, al digno Diputado provincial señor don Vicente Vilas y Castells, cuyo señor, accediendo á las súplicas del gran número de amigos que cuenta en esta y sus pueblos limítrofes, ha tenido á bien el honrarnos con su visita.
No he de ser yo quién dé minuciosas explicaciones del recibimiento, obsequio y despedida que se le ha hecho, siquiera sea por temor de ofender la modestia de algunos de sus amigos, pero séame permitido el decir que, dicho señor, se ha hospedado en casa del comerciante señor Buira, que la masa compacta de personas que le son adictas en estos pueblos, las cuales saben apreciar en lo mucho que vale para el сargо que se tienen conferido, le han dado una prueba más de las generales simpatias de que aqui goza. 
De todo ello, inequivocamente puede deducirse que, á este su país natal, tanto el repetido señor Diputado como sus íntimos amigos los señores de М. de Abelda, le hallarán siempre dispuesto á sacrificarse sí necesario fuera, en bien de la causa del partido á que pertenecen. 
Con este motivo aprovecha esta ocasión para reiterarse de V. como siempre afmo. S. S. q. b. s. m. 
El Corresponsal 
De una carta de Estopiñan, publicada en el Diario de Huesca del 29 del mes último: 
«Los tranquilos y religiosos habitantes de este pueblo asistimos el domingo último al Santo Sacrificio de la Misa, cumpliendo así un precepto cristiano, aquí siempre respetado. Al llegar al Ofertorio, nuestra devoción fué interrumpida por quien menos debiera serlo, por el sacerdote celebrante, que haciendo uso de la palabra desde el pie del Altar, declaró, cual si se tratara del más indiscutible precepto de la Iglesia ó de la cosa más corriente del mundo, que el liberalismo es el único causante de la guerra de Cuba, ylo repitió escueta y claramente, por si los presentes no se habían enterado bien de la crudeza y de la injusticia de la frase. 
Calcule usted, señor director, la estupefacción que tan atrevida éinaudita manifestación produciria en el auditorio. Usted que conoce los sentimientos católicos de este pueblo, sus costumbres morigeradas y sus ideas liberales tan arraigadas, podrá explicarse el disgusto y la contrariedad que originó tal desplante.»
El que crea que ese cura está en la cárcel, se equivoca.
Lo que no me .atrevería á asegurar es que no haya sido ya propuesto para ocupar una canongía. 
Por ese camino se suele llegar hoy hasta obispo. 

Diario de Huesca 18/8/1899
Ha fallecido en Salinas de Forcada, del distrito municipal de Estopiñán, el hacendado D. Pedro Arevalo, persona muy justificada y considerada. 
Reciban su apreciable y afligida viada y demás deudos el testimonio de nuestro duelo 


3.- CRIMS I DELICTES COMUNS

Al marge de les guerres i dels episodis de naturalesa política i social, a partir de la segona meitat del segle XIX apareixen a les cròniques periodistiques diversos episodis de delinqüència comuna, molts d’ells d’una violència extrema. La freqüència d’aquests fets i la seva concurrència amb les guerres i aldarulls ens dibuixen una societat molt més violenta del que podriem imaginar

El Clamor público. 15/10/1857 iLa Discusión (Madrid)16/10/1857
En la semana pasada un hombre penetró en casa de una viuda en el pueblo de Estopiñan, y despues de robarla todo lo que pudo hallar, la degolló. El dia 29, a tres horas de Benavarre, fue asesinado un paisano de Aren por un ladron que le robó cuanto llevaba, descerrajandole despues un pistoletazo. 

Diario Altoaragon 10/8/2005
El 30 de marzo de 1870,una cuadrilla de malhechores cometió un horrendo crimen en Benabarre. Robaron y acabaron con la vida del abogado Mariano Serrado y de su mujer Josefa Pallás. 
El plan se fraguó en la casa de Jaime Ibarz, apodado el “Conco”, en varias reuniones a las que asistieron, además del citado “Conco”, Mariano Encuentra, Antonio Mateo Blanco, Domingo Farré, apodado el “Catalán”, Joaquina Perisé y Teresa Borrás. 
Diario de Huesca 23/10/1877
Otro hecho punible se verificó en la noche pasada en la villa de Peralta dé la Sal. Parece que entre nueve y diez se retiraba hacia su casa el concejal don Vicente Pallas Santiveri, cuando al atravesar un camino en el que habia por un lado una altura con algunos matorrales, salió de entre ellos un hombre disparándole un trabucazo por la espalda, dejándole cadáver en el acto: el agresor huyó. 
También en el pueblo de Estopiñán, al oscurecido de la noche pasada, regresaba del campo un comerciante llamado Camón, con su pequeñito, hijo, montados en un borrico, les dispararon un trabucazo por la espalda, hiriendo gravemente al padre y saliendo ileso el niño, ignorándose quiénes sean los autores ó autor de semejante atentado. 
El Siglo futuro. 25/10/1877, núm.620 i La Iberia (Madrid) 27/10/1877
Dice El Imparcial: 
«Una carta de Tamarite agrega algunos detalles del horrible crimen cometido en la villa de Fons, de que dimos cuenta. El criminal, que premeditamente se propuso acabar con toda su familia, después de matar de un hachazo á su hijo y herir gravemente á su hija y á su esposa, no pudiendo asesinar á su anciano padre por encerrarse en una habitación, fué preso á la noche siguiente en un pajar inmediato al pueblo, donde tranquilamente dormía. Conducido el reo ante el cadáver de su hijo para su identificación, miró á su víctima sereno y con el mayor cinismo, exclamando: «¡Qué desfigurado está!» Llevado á su casa, su esposa é hija se taparon el rostro horrorízalas, ocurriendo una escena desgarradora; pero el parricida almorzó tanquilamente, y al salir dijo a sus victimas: “Que os compongais”
Añade la carta que en Peralta de la Sal ha sido asesinado de un trabucazo el concejal D. Vicente Pallas, y que en Estopiñan ha sido gravemente herido, sin saber por quien, un comerciante llamado Camon”
El Imparcial (Madrid) 23/3/1878
SEGURIDAD PERSONAL
No son ciertamente para consurados los esfuerzos de actividad y de perspicacia empleados en beneficio del orden publico; pero cuando se abusa de la fuerza publica hasta el punto de ponerla algunas veces al servicio de cualquier vulgar delator o de la torpe oficiosidad de un mal agente de policia, distrayendola de su verdadera mision con perjuicio de la persona e intereses de los ciudadanos, hay derecho para censurar a los gobiernos que asi procedan y sospechar que les alcanza alguna responsabilidad en los males que el pais lamenta por el autorizado organo de sus representantes.
Sugierenos esta reflexion un hecho reciente ocurrido en la provincia de Huesca, cuya naturaleza no acertamos a comprender, pero que en cierto limite podra explicar la sensible frecuencia con que se cometen los crimenes en aquella provincia, y la tristisima impunidad de que gozan los criminales.
Hace seis dias, en la madrugada del 17 del corriente una numerosa y desusada fuerza de la guardia civil, mandada por un oficial, presentose en el pequeño pueblo de la Albelda, y antes que fuera de dia claro habia rodeado con esquisita prudencia la casa de nuestro amigo Sr D Gregorio Leon Moncasi, ex-diputado a Cortes y alcalde del pueblo, que a la sazon y desde seis dias antes se hallaba en cama.
Franqueada la puerta, situaronse cuatro guardias escalonados hasta los pisos superiores, mientras el resto guardaba la calle y mantenia a respetuosa distancia a las gentes del pueblo que presenciaban el espectaculo llenas de curiosidad. El oficial penetro entonces hasta la alcoba del enfermo, diciendole que tenia ordenes superiores para registrar todos los edificios de su propiedad; y como quiera que el Sr Moncasi mostrara deseo de conocer cual era la autoridad que ordenaba aquel registro, el oficial se nego a dar otras explicaciones que la de obediencia a su jefe inmediato.
Registrada la casa ocupó el oficial nueve fusiles de chispa reformados, procedentes de la guerra de los siete años y con los cuales suele hace 30 años armar el ayuntamiento el somaten del pueblo, y tres espadas recuerdos de la familia, cuyas armas conserva el Sr. Moncasi hace mas de 20 años en su despacho.
Terminada la operación, el oficial pidio las llaves de otro edificio que el Sr Moncasi tiene en el pueblo destinado a granero, y otros usos agricolas; y habiendose negado todos los vecinos a apalear los granos para saber si habia entre ellos algo oculto, fue menester que el mismo Sr Moncasi designara personas que lo hicieran. Tampoco alli se encontro nada de particular, por lo que la fuerza de la guardia civil, se retiro del pueblo despues de cuatro horas de registro.
Renunciando ahora por nuestra parte a comentar los efectos de este aparatoso acontemiento, entre los cuales tal vez sea el mas insignificante la alarma y los comentarios producidos entre aquellos pacificos habitantes, ocurre desde luego la tristisima observación de que, separada para estos casos de su verdadera mision la benemerita guardia civil, puede ofrecerse a los criminales ocasiones propicias para atentar con toda impunidad contra la vida y la propiedad de los ciudadanos.
Y el valor de estas reflexiones sube de punto al recordar los casos de criminalidad que de un año a esta parte ha anunciado la prensa de aquella provincia, sin que en ninguno de ellos haya sido posible hasta ahora imponer la ley a los culpables.
En un radio de tres o cuatro leguas del pueblo de la Albelda se han cometido, entre otros, los siguientes, cuyos autores continuan hasta ahora en el mayor misterio para la justicia y la policia.
D Matias Chic, medico de Tamarite, fue asesinado hace aproximadamente un año a la entrada del pueblo, y cuando regresaba de prestar sus servicios en un aldea proxima. No han sido habidos los asesinos.
D Joaquin Torradellas, rico propietario de Peralta, al entrar en su casa de Cuatrocorz recibio un trabucazo, cuyos proyectiles le pasaron de parte a parte. Continua todavia enfermo; pero los culpables no han sido habidos.
D. Joaquin Sistal, sobrino del anterior, al ir una tarde a visitar a su tio, recibio un trabucazo, uno de cuyos proyectiles le atraveso una pierna. Continua enfermo; pero los asesinos no han sido habidos.
El mismo dia en que ocurria en el caserio de Cuatrocorz el hecho anterior, D Ramon Camon, rico propietario de Estopiñan, pueblo proximo era victima de otro disparo que puso en grave riesgo su vida. El culpable no ha sido habido.
Un año hace aproximadamente que el recaudador de contribuciones de Tamarite, al dirigirse a la estacion de Monzon, fue asaltado en pleno dia por una cuadrilla de bandidos a un cuarto de legua de la Almunia. Muerto el caballo y herido el guarda que le acompañaba, pudo él escapar con vida dejando a los labrones la maleta con los 6.000 duros que llevaba. No ha sido aprehendido ninguno de los criminales.
En el pueblo de Peralta, un acomodado propietario D Jose Lleyda, viose una noche sorprendido en su casa, maltratado y robado. Los ladrones no han sido habidos.
Poco tiempo hace tambien regresaba a su casa un ganadero con el dinero del ganado vendido en una feria, y al llegar al monte de la Albelda fue asaltado por una cuadrilla de bandidos que le maltrataron y robaron.Tampoco en esta ocasión fueron cogidos los criminales.
Pero todavia hay mas. En la misma provincia, aunque en distinto partido judicial, en el de Jaca, se han cometido recientemente dos crimenes, a consecuencia de los cuales tampoco, según nuestras noticias, han sido aprehendidos los presuntos autores.
Hace ocho dias un acuadrilla asalto por el tejado la casa-ayuntamiento del pueblo de Borau, llevandose los ladrones 3.000 pesetas.
El ultimo dia de Carnaval, hallabase el alcalde de Hecho paseando en compañía de algunas personas, una de ellas el jefe de la guarnición, y fue objeto de un disparo de arma de fuego, salvandole milagrosamente una llave que llevaba en la faja, ante la cual estrello el proyectil, no sin producir una fuerte contusion.
Ahora bien, hallandose aquella reducidisima comarca bajo la impresion de esta dolorosa serie de impunidades, ¿que efecto habra producido en el animo de sus habitantes la aparatosa e inutil manifestacion de fuerza realizada ante una de las personas mas inofensivas y respetadas del pais? Juzguelo el Gobierno con su propio criterio
Diario de Huesca 27/3/1878

En un radio de tres ó cuatro leguas del pueblo de Albelda se han cometido, entre otros, los siguientes cuyos autores continúan hasta ahora en el mayor misterio para la justicia y la policía.
D. Matías Chic, médico de Tamarite, fue asesinado hace próximamente un año á la entrada del pueblo, y cuando regresaba de prestar sus servicios en una aldea próxima. No han sido habidos los asesinos.
D. Joaquín Torradellas, rico propietario de Peralta, al entrar en su casa de Cuatrocorz recibió un trabucazo, cuyos proyectiles le pasaron de parte á parte. Continúa todavía enfermo; pero los culpables no han sido habidos.
D. Joaquín Sistal, sobrino del anterior, al ir una tarde á visitar á su tio, recibió un trabucazo, uno de cuyos proyectiles le atravesó una pierna. Coninúa enfermo; pero los asesinos no han sido habidos.
El mismo dia en que ocurría en el caserío de Cuatrocorz el hecho anterior, D. Ramón Camón, rico propietario de Estopiñan, pueblo próximo, era víctima de otro disparo que puso en grave riesgo su vida. El culpable no ha sido habido.
Un año hace próximamente que el recaudador de contribuciones de Tamarite, al dirigirse á la estación de Monzón, fue asaltado en pleno dia por una cuadrilla de bandidos á un cuarto de legua de la Alraunia. Muerto el caballo y herido el guarda que le acompañaba, pudo él escapar con vida dejando á los ladrones la maleta con los 6.000 duros que llevaba. No ha sido aprehendido
ninguno de los criminales.
En el pueblo de Peralta, un acomodado propietario, D. José Lleida, vióse nna noche sorprendido en su casa, maltratado y robado. Los ladrones no han sido habidos.
Poco tiempo hace regresaba también á su casa un ganadero con el dinero del ganado vendido en una feria, y al llegar al monte de Albelda fue asaltado por una cuadrilla de bandidos que le maltraron y robaron. Tampoco en esa ocasión fueron cogidos los criminales.

Diario de Huesca 18/06/1879

La narración de dos crímenes horribles llevados á cabo en pleno dia en el término de Camporrells, me obligan hoy con gran pena á tomar la pluma, crímenes que por sus circunstancias han llenado de terror y espanto á toda estu comarca. 
En la tarde del dia 12 del corriente mes salió al campo un vecino del referido pueblo y observando la familia del desgraciado que se cerraba la noche, y que no regresaba al hogar doméstico, donde le esperaban con ansia su mujer é hijos, principiaron á temer por si hubiera podido ocurrirle algún percance. En tan terrible situación, procedieron á su busca y no tardaron en encontrarle asesinado, magullada su cabeza en un campo de su propiedad, distante tan solo unos doscientos metros de la nombrada población. 
Como si este hecho no fuera bastante para llenar de angustia á aquellos habitantes, no tardó en llegar la desgarradora noticia de que, en el camino que de Camporrells dirige á Estopiñan, habia otro cadáver, y con efecto,un pobre anciano de setenta y un años de edad próximamente, se hallaba cruelmente asesinado en la misma forma que el anterior, lo que induce á creer que ambos crímenes fueron egecutados por una misma mano. 
El activo é inteligente señor Juez de primera instancia del partido de Tamarite D. Francisco Galiay, tan pronto como tuvo noticia de losucedido, par- tió sin demora y á marcha forzada hacia el punto donde tuvieron lugar tan horrendos crímenes y según se me acaba de manifestar, el señor Galiay, que tantas pruebas tiene dadas de su probidad y rectitud, ha dado con tan triste motivo otra inequívoca de su reconocido celo y de los profundos conocimientos que posee para el buen desempeño de su importante cargo. 
Causa honda pena el observar que con sobrada frecuencia se egecutan crímenes que evidencian la suma perversidad de la criatura, que arrastrada c impelida por alguna pasión infame, los lleva á cabo con la saña mas inaudita, y que á pesar de que las leyes castigan con mano fuerte á los delincuentes, siempre aparecen nuevos criminales para perturbar con sus vandálicos hechos el bienestar de la sociedad, 
Si sobre ellos reflexionáramos, nos convenceríamos plenamente de que, si la educación recibida en el hogar doméstico estuviera en perfecta armonía y no desvirtuara los sanos consejos que el menos preciado mentor de la niñez inculca á la juventud en el lugar consagrado á la enseñanza, los criminales serian menos y el edificio social descansaría sobre sólidas bases. 
Si los llamados en todos tiempos á regir los destinos de la nación, inspirán- dose en los más elevados sentimientos (porque en eüo tienen un imperioso deber) dotaran á la sociedad de una acertada ley de instrucción pública en la que se obligara á los padres á mandar á sus hijos á la escuela por cierto nú- mero de años, á fin de que el profesor pudiera formar el corazón de la naciente juventud para que mas tarde fueran buenos hijos, escelentes padres y honrados ciudadanos, otra seria lu suerte de la humanidad y los estableci- mientos penales no sumarian tantos seres que tuvieran que expiar sus faltas y delitos. 
Es preciso convencerse de que en ese gran libro que viene á dar cuerpo y vida á los hechos que pasaron, hay una página inmortal, una página imperecedera que los siglos nos han trasmitido y que se conoce con el nombre de educación. Coloquémosnos si no en el campo histórico de la humanidad, y llegaremos á investigar con muy poco trabajo intelectual, que las generaciones que, olvidándose lastimosamente e sí mismas la han descuidado ó han combatido sin gran virtualidad y hasta le han negado desapiadadamente el gran fondo de bondad y bienestar que en sí encierra, esas generaciones se han hundido en medio de los crímenes que por su gran fealdad la imaginacion
La Crónica (Huesca). 4/11/1886
Estopiñan 1º de Noviembre de 1886.
Señor Director de LA CRÓNICA. 
Muy Sr. mió: No obstante haberme honrado V . concediéndome el cargo de corresponsal de su ilustrado diario en esta villa, desde aquella fecha, (mesde Septiembre próximo pasado) nada que mereciera la pena de ser publicado en LA CRÓNICA ha ocurrido aquí; sin embargo, no quiero despreciar esta ocasión de participarle un acontecimiento que, si es de excaso interés para sus suscritores, ha dado prueba plena de la honradez que posee un padre de familia que bien puede decirse carece de bienes de fortuna.
Un amigo del que suscribe, al regresar de la feria de Tamarite el 29 de Octubre último, perdió en el trayecto que dista de aquí dicha Villa, la cartera de bolsillo y con ella un billete del Banco de España de á 50 pesetas, con tres más de á25 pesetas uno, la cédula personal y otros documentos de su pertenencia, todo lo que fué encontrado por el sujeto que citaré. 
Por la cédula personal, pudo saber á quien pertenecía su hallazgo, y no vaciló ni un momento á su llegada á esta, en dirigirse á casa del dueño de los objetos y valores extraviados áquien hizo entrega de ellos en el acto. Como era de esperar, mi amigo que la primera noticia que tuvo de habérsele extraviado la cartera, fué aquel momento en que se la devolvían, pues no habia notado aún su falta, tomó con empeño el hacerle aceptar una gratificación, lo que no pudo conseguir á costa de todas sus súplicas.
El aludido sujeto, se llama Blas Ferrer y Sin y desde hace algunos años, viene desempeñando el cargo de Guarda particular jurado del señor Moncasi. de Albelda. 
Hechos de esta naturaleza honran mucho a la persona que los lleva ácabo y son dignos de imitarse. 
Con este motivo aprovecha esta ocasión para reiterarse de V.como siempre afectísimo s.s.q.b.s.m. 
El Corresponsal
La Crónica (Huesca). 24/1/1887
La alcaldía de Estopiñan da parte de que el dia 18 del actual fueasaltada por cuatro hombres armados la casa del propietario D. José Bergua quien con ayuda de varios individuos de su familia pudo apoderarse de uno de los malhechores y auyentar a los restantes á quienes persigue activamente la guardia civil del puesto de Tamarite. 
---------
Estopiñan 18 deEnero de 1887.
Señor Director de LA CRONICA. 
Muy señor mió: El cargo de corresponsal del periódico de su digna dirección en esta villa, me impone el deber de participarle un acontecimiento que, afortunadamente se repite con poca frecuencia en esta circunstancia de pueblo. 
En Saganta, anejo de este distrito do cuya cabeza dista cuatro kilómetros, á la una de la tarde de hoy ha sido asaltada por cuatro bandidos, la casa del propietario señor don José Bergua Fort cuyos malhechores iban armados, con dos trabucos, uno con una escopeta de dos cañones de cortas dimensiones y el otro con una hacha de mano, este último provisto de las correspondientes cuerdas las que se supone tenían dispuestas para maniatar los habitantes de dicha casa. 
En ocasión de hallarse comiendo en la cocina el repetido señor Bergua que juntamente con un cuñado suyo y otro amigo, quienes por ca-sualidad se encontraban eu la referida casa, se les han presentado tres ladrones y apuntándoles con dos trabucos, les han intimado la rendi- ción, á lo que en apariencia no han opuesto resistencia activa. Acto seguido han separado el dueño de la casa de entro los otros, al objeto de exigirle les entregara sus caudales, pero dicho señor estando de pié y al lado de uno de los del trabuco, se ha revestido de denonado valor y arrojo, batiéndose con él á brazo partido hasta lograr derribarle al suelo, produciendo con ello un pánico aterrador entre los aventureros; en vista de aquella confusion, se le ha disparado el trabuco al que quedaba custodiando los dos restantes, pero con tal fortuna que, ha clavado en la pared los proyectiles sin hacer blanco en las personas. Burlado el criminal con la mala dirección que ha dado al disparo de su arma é insurreccionados á la vez los dos hombres que custodiaba, ha tomado á pasos agigantados la escalera ganando por este medio la puerta de la calle, tras él, ha hecho otro tanto el cordelero armado con hacha, y nó queriendo ser menos cobarde que sus compañeros el escopetero que guarnecía la puerta de entrada á la casa, ha procurado evadirse con los dos antes citados; mientras ocurría esta triste escena, el referido Sr Bergua ha desarmado el ladrón que tenia tendido en el suelo apoderándose de él y de su trabuco. 
Cerradas las puertas de la casa y maniatado convenientemente el bandido que tiene en rehenes han dado habiso de lo ocurrido á la guardia civil de Camporells y al Juzgado municipal de esta villa, cuya autoridad y tres individuos del yá citado cuerpo, se han personado inmediatamente en el lugar de la ocurrencia, dando comienzo á instruir con toda actividad las diligencias del sumario y tomando precauciones encaminadas á procurar recojer algún otro de los dispersos bandidos. 
He tenido ocasión de hablar con el preso el que sin la menor insistencia ha revelado conmigo su plan fustrado, asi como los antecedentes de los tres restantes que con él componían la cuadrilla, pues como el hecho está subjudice, nó me considero autorizado para dar de ello detalles en la prensa.
Sin otro particular y hasta la inmediata, so reitera de V, afmo. S. S. Q.B.L. M. 
El Corresponsal
Diario de Huesca 17/05/1887
El juez de instrucción del partido de Benabarre llama á Francisco Rin Lafarga, vecino que fue de Estopiñan, para que comparezca á prestar una declaración en causa criminal que instruye sobre espendicion de moneda falsa 
El Dia (Madrid) 24/3/1894
Los reos indultados al adorar la reina la Cruz fueron los siguientes: 
Fuero civil:
Joaquín Tobeña Portella, de.cincuenta y seis años, natural de Benabarre, casado, labrador. Condenado por robo y homicidio cometidos en el camino de Benabarre en la persona de Antonio Zasurca, joven de dieciseis años, en Octubre de 1892. 
Diario de Huesca 13/1/1902
EL CRIMEN DE ESTOPIÑAN
Se han confirmado las noticias que adelantamos sobre la presuncion de haberse cometido un horrendo crimen en Estopiñán. 
El Juzgado del partido de Tamarite de Litera ha dispuesto la exhumación del cadáver de la anciana Teresa Bret, en dicho pueblo, comprobándose que la muerte fue violenta. 
La partida de defunción estaba autorizada por dos testigos, sin certificado de médico. 
Han sido detenidos é incomunicados una hija de la víctima, el marido de ésta y un hermano del marido
Según público rumor, resultan contra ellos graves cargos, revelados por una niña de corta edad, hija de los supuestos criminales. 
Se refieren horribles detalles, que denotan gran cinismo en los autores del asesinato, el cual ha producido enorme impresión en toda la comarca. 
Cuestiones de intereses y la incompatibilidad de caracteres en la familia debieron de ser las causas determinantes del hecho. 
El secreto del sumario impide conocer interesantes detalles del terrible crimen. 
Diario de Huesca 17/2/1909
Durante los días 15 y 16 se ha visto en esta Audiencia la vista de la causa instruída contra Agustín Llaquet y Vicente Ferrer, - acusados de autores de la muerte violenta de Blas Larregola, en el pueblo de Estopiñán.

Formaban el Tribunal de Derecho don Enrique García de Lara, presidente, y D. Ángel Cos-Gayón y D. Luis de Fuentes,
magistrados; actuando de acusadores: público, el teniente fiscal Sr. Reñaga, y privado, el Sr. Batalla.

Defensores fueron los señores Carderera y Alvarez.

Del informe fiscal deducíase que el hecho se realizó es la siguiente forma: .

En la. noche del 7 de Julio de 1907, en el pueblo de Estopiñán, se apostaron Vicente Ferrer Forradellas y Agustín Llaquet én el hueco de la puerta del cubierto de Bstesa, de la calle de Enmedio, y al pasar por dicha calle Ramón Teres, Fracisco Subías y Blas Larregola, cantando, les acometieron aquéllos por hallarse enemistados, dando golpes con un hacha y un palo al Larregola, único que se dejó alcanzar y cuyas heridas le produjeron la muerte inmediata.

Las pruebas testifical y documental resultaron interesantisimas, despertando gran expectacion en el numeroso publico que acudio a la vista.

Los informes de las acusaciones fueron brillantisimos, acusando a los procesados del autores de un asesinato.

Las defensas procuraron sostener que, de ser culpables los procesados, lo eraa únicamente de un hecho calificado de homicidio. 
El presidente, Sr Garcia de Lara, estuvo afortunadisimo en el resument, imparcial y concreto, modelo de oracion precisa y acalaratoria para el Jurado de los problemas juridicos que pudieron suscitarse en el desarrollo de las pruebas y debates.

A las ocho de la noche se retiro el Jurado a deliberar, constituyendo el veredicto 12 preguntas.

El veredicto fue de culpabilidad para los procesados, y retirándose la Sala á dictar sentencia, que fue leída á las dos de la mañana, resultando de ella condenados ambos procesados á las penas de 16 años de reclusión temporal, accesorias y costas, no habiendo lugar á indemnización por haberse renunciado por la parte ofendida. 
La sentencia causó en el público expectante muy buena impresión, dado el interés y resultado del proceso de las pruebas y desarrollo de los debates 
Diario de Huesca 24/12/1910
En Estopiñán, en la partida de «Sauvilla» y en la finca de Dª Teresa Puch, fueron arrancadas de 18 á 20 encinas; denunciado el hecho a la Guardia Civil, sus investigaciones dieron por resultado la detención de Felipe Gracia, expósito, vecino de dicha localidad, como autor del hecho.

Diario de Huesca 1/12/1923
ROBO DE BOTELLAS
En la estación de Bínéfar desapareció una caja con botellas de vino espumoso,
consignada a nombre de un vecino de Estopiñán.
El autor de la sustracción so ha sido descubierto.

EPILEG
Només una petita reflexió per acabar aquest recull de noticies, potser massa larg i farragós: la societat que surt del segle XIX iniciarà el segle predisposada per iniciar un dels pitjors episodis de mort i violència de la història peninsular, la guerra civil; per caure en el més llarg i alienador dels silencis i la por, la posguerra, i per cercar com a sortida el futur en terres llunyades, ja sigui a través de l’exili o de l’exode rural.